Disminuyó pasaje a taxistas de Tierra Caliente

Hasta un 70%.

H. Zitácuaro, Mich. – Otro de los sectores que ha sido golpeado en el bolsillo por la presente contingencia de salud, son los trabajadores del volante, quienes se dirigen a destinos de Tierra Caliente. Debido a que en el mes de marzo se decretó la suspensión de clases, los alumnos representan el 70 por ciento del pasaje y el resto eran amas de casa, profesores, profesionistas o agricultores.

En un sondeo hecho en la popular calle de los “Taxis de Tuzantla”, “El Despertar” platicó con algunos taxistas, quienes expresaron que ya tienen aproximadamente cinco meses con esta crisis económica a cuestas.

La incertidumbre de salud trajo consigo para los choferes una severa situación económica, sin embargo, la gran mayoría ha tenido que adaptarse a las circunstancias, esto ha reflejado menores dividendos económicos, tanto para propietarios como empleados.

Expresaron que son los estudiantes los que aportan mayormente las cuotas por concepto de pasaje y están a la espera de que en un mediano plazo esta situación económica se pueda revertir o recomponer.

“Bien saben a ustedes que a todo mundo nos perjudicó, tanto al comercio como a nosotros como trabajadores, porque el “estudiantado” es el que mantiene el negocio”. Confiaron en que, en algún momento puedan abrirse las escuelas y poder trabajar de manera normal, para que la economía se reactive para varios sectores, entre ellos los choferes.

LOS CAMIONES DE TUZANTLA UNICAMENTE LLEGAN A LA MORA, PASANDO POR COYOTA

De acuerdo a la información obtenida por este medio, los camiones que tenían como destino municipios y comunidades de la Tierra Caliente, sus servicios son limitados.

Los camiones ubicados en la central, situada en las calles de Crescencio Morales y Benedicto López, dejaron hace un tiempo de cubrir aquellos municipios de la Tierra Caliente, únicamente hay salidas de Zitácuaro hacia Jungapeo, pasan por Coyota y luego se dirigen a La Mora.

Se desconoce desde hace cuánto tiempo estas “flechas” hayan dejado de operar, sin embargo, la opción lógica es que llegaron los autobuses y brindaron un mejor servicio, en cuanto a tiempo y comodidad.

A ello se le suma que también los taxis trabajan de manera rápida, ya que en cuestión de minutos u horas las personas pueden llegar eficientemente a sus destinos.

Sin embargo, en cuanto a los camiones de Tuzantla les rodean viejas historias, donde la gente subía sus mercancías o productos que iba a comercializar, inclusos sus animales.

En aquel tiempo, cuando todavía no había carreteras de asfalto, eran brechas o caminos de tierra, donde además la gente contemplaba los paisajes y destinos privilegiados de esa región.

Hasta hace algunos meses había un autobús de la llamada “Línea de Oro” que recogía pasaje en las calles arriba mencionadas. Pero por la pandemia dejó de funcionar.

Sus destinos eran Benito Juárez, Santa Ana, Parícuaro, Tuzantla, Acucha, Melchor Ocampo, Ciudad Altamirano, San Lucas, Huetamo, La Erendira, Tiquicheo, Crucero al Limón. Había también otra ruta que ofrecía servicio hacia Morelia, Tzitzio, Tafetán, El Devanador, El Limón y Crucero al Limón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *