Dos casos nuevos de intento de suicidio por semana

Dos casos nuevos de intento de suicidio por semana

*La sociedad debe prestar especial atención a este problema, que se ha agudizado con la pandemia.

H. Zitácuaro, Mich. – La psicóloga Blanca Estela Gorostieta Ortuño, autora del libro “Espejo del Alma”, quién también laboró en el Hospital Regional de Zitácuaro y en el DIF Municipal, en el área de psicología, atendía en promedio dos casos nuevos de intento de suicidio cada semana. Lo que muestra que este problema ha sido preocupante y desafortunado en nuestra comunidad.

Entrevistada por “El Despertar”, explicó que la pandemia ha sido un problema complejo, que ha contribuido a los intentos de suicidio, debido a varios factores, como confinamiento, situación económica, adicciones y expuso que las cifras son alarmantes en nuestro país y en la actualidad no se presta la suficiente atención a esta crisis emocional.

Destacó Gorostieta Ortuño que, de acuerdo al INEGI, el suicidio ha aumentado más del 976 por ciento en los últimos 37 años. Desde el 2017 se sitúa como la segunda causa de muerte a escala nacional y el grupo de edad que se consideraba de mayor riesgo, es de entre la población de 15 a 29 años, ahora se da también en la pre adolescencia.

Subrayó que, debido a la contingencia sanitaria, “nunca habíamos tenido tan consciente el hecho de que en cualquier momento nos podíamos morir, lo sabíamos, pero pocos los hemos vivido en carne propia, y ahora son muchísimas las familias, las personas que hemos vivido esta situación. Además, hay quienes han perdido a un ser querido o familias que tienen familiares muy graves”.

Todas esas situaciones han llevado a las personas a un estado de depresión profunda, de una tristeza, de melancolía, de mucho dolor y refirió que una pérdida representa una situación muy difícil, de aprendizajes. Por lo que, si no se busca ayuda, es aún más difícil.

Anotó que se debe considerar que uno de los factores de riesgo más importantes, son los antecedentes de suicidio en la familia. Donde hay un suicidio, generalmente hubo uno anterior, puede ser que haya ocurrido una o dos generaciones antes, de algún familiar cercano.

Generalmente cuando sucede esto, como sociedad somos muy crueles en señalar, en vivir una situación de estas con vergüenza y no se habla del tema.

No abordar este tema, no preguntar, no conocer, provoca que no se busque ayuda adecuada para enfrentar esta situación.

También hay que tener en cuenta que los adolescentes están viviendo una crisis más grande del ser humano, porque es una etapa muy larga, de muchos cambios, de los 12 a los 18 años, donde sus emociones son muy cambiantes, donde se encuentran en un estado muy sensible. También de rebeldía, pero de gran sensibilidad. Entonces, si no se les encauza adecuadamente, se les puede causar mucho dolor.

Cuando estuvo en el Hospital General, precisó que este tema era el pan de cada día, había por los menos dos casos por semana, personas de diferentes edades, pero la verdad sí era muy alarmante ver este panorama.

Generalmente quedaban en intentos suicidas en esos momentos, pero ya habían pasados algunos por uno o dos intentos previos. La mayoría tenían antecedentes de familiares que se habían suicidado.

Prestar más atención a los adolescentes y a las personas que tenemos cerca, no minimizar jamás las señales de alerta que estas personas generalmente nos ponen enfrente y no vemos.

Hay quienes hablan mucho de muerte, utilizando frases como el que pronto te vas a librar de mí, de que pronto no voy a estar, de escribir cartas, escuchar canciones y regalar pertenencias.

Participan en comportamientos de riesgo, perder interés por las cosas que antes eran importantes, como la escuela, los deportes, por los viejos pasatiempos.

Exhortó a que si no podemos ayudar a las personas, no hacerlas sentir más mal, no dar más sufrimiento a la persona del que ya tiene, que es generalmente lo que se hace, cuando se está en una situación difícil, puntualizó la licenciada en psicología educativa por el IMCED. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *