El impacto de la pandemia en la violencia contra las mujeres

El impacto de la pandemia en la violencia contra las mujeres

-Coordinación de mujeres indígenas crea grupos de apoyo en el municipio.

Por: Marina Vilchis Herrera.

H. Zitácuaro, Michoacán. – Las medidas de confinamiento y distanciamiento social, así como las restricciones de movilidad, están generando mayores riesgos de violencia contra las mujeres y las niñas, intensificando su aislamiento y formando barreras adicionales en el acceso a servicios esenciales.   En entrevista para “El Despertar”, la Coordinadora de Mujeres Indígenas en el municipio, Alberta García Mercado, explicó que estos incidentes siempre se han registrado, sin embargo, las mujeres antes no se sentían con la seguridad de poder denunciar o acudir a alguna instancia donde se les escuche y apoye.

Indicó que, en este gobierno, presendido por Juan Antonio Ixtlahuac, se busca atender temas de violencia de género y próximamente se dará a conocer un programa, donde todas las instituciones juntas buscarán resolver dicha problemática.

Recalcó que están coordinados con seguridad pública y a través de la patrulla rosa se están enviando los reportes, además se tiene un grupo de whas app, a través del cual las mujeres pueden solicitar inmediatamente el auxilio, solamente poniendo su ubicación (el lugar donde se encuentran), para que no sea tardado.

García Mercado informó que se le está brindando acompañamiento a las mujeres que deciden denunciar casos de violencia. En el caso de mujeres indígenas, se les ha atendido en problemas de duelo, así mismo asisten mujeres, niñas, adolescentes, hombres, que ocupan ayuda, ya que presentan diversos problemas de autoestima.

Mencionó que es muy importante trabajar con las mujeres, no solo en edad adulta, si no también niños, jóvenes, madres, señoritas y en instituciones educativas, por el bullying (intimidación) presentan baja autoestima, aunado a los problemas de estrés que se viven actualmente, por la pandemia y la violencia en Zitácuaro.

Agregó que muchas personas presentan problemas de sueño y socialización, argumentan que se acostumbraron a estar aislados por la pandemia y ahora en la nueva “normalidad” se les está dificultando interactuar con sus compañeros de clase.

Así mismo, en casa existen conflictos familiares que afectan a los hijos y se reflejan en la baja de calificaciones. También atienden casos de mujeres indígenas y personas que presentan problemas por razón de género; es decir, tienen otra preferencia sexual y existe rechazo por parte de la familia.

Finalmente expuso que es muy importante que acudan a las oficinas de la Coordinación de Mujeres  Indígenas, ubicadas en avenida Revolución #89, frente a la tienda Garis, y que si las mujeres deciden denunciar, pueden hacerlo en la Fiscalía Regional y en Comisión Estatal de los Derechos  Humanos, con sede en Zitácuaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *