El panteón San Carlos convertido en una pequeña selva

H. Zitácuaro, Mich.- Mientras las autoridades del panteón municipal San Carlos han anunciado, a través de los medios de comunicación, que sus instalaciones se encuentran completamente limpias, “El Despertar” realizó el pasado jueves 16 de agosto una visita al inmueble, durante la que se pudo observar que decenas de tumbas, de la parte oriente, permanecen entre matorrales y maleza, lo que origina dificultad para llegar hacia los sepulcros.
A través del trabajo reporteril se logró constatar que el camposanto goza, “aparentemente”, de buena presentación. Inclusive, las autoridades del inmueble presumen que se han hecho recientemente trabajos de limpieza, realizados por los mismos trabajadores del lugar.
Al efectuar una visita al inmueble, localizado sobre la avenida Miguel Hidalgo, se pudo observar que decenas de tumbas permanecen entre la maleza, entre hierbas, plantas de todo tipo, es auténticamente una selva.
A ello se le suma que las mismas han sido abandonadas por sus propietarios, tal y como se informó en este medio de comunicación, donde oportunamente se indicó que había en promedio tres centenares de tumbas en el olvido, en enero de 2017.
“El Despertar” tomó algunas fotografías y durante el trayecto había que agacharse para no enredarse la cara o la cabeza con la maleza. De igual manera había mucho pasto crecido, plantas y hierba en general. También había que tener cuidado de no pisar algún animal, de esos que se esconden entre los matorrales.
Por algunos minutos el ambiente de caminar entre las hierbas daba la sensación de que este reportero no se encontraba dentro del camposanto, sino en una selva. Ese ambiente selvático se sentía al no observar ni siquiera las tumbas. Un pequeño escenario en el que era prácticamente difícil la visibilidad y la accesibilidad a los sepulcros.
Recientemente la dirección de servicios municipales ha dispuesto de 30 espacios para ofertarlos al público en general, de los más de 8 mil 700 espacios existentes.
Personal allegado a las oficinas del panteón indicaron, fuera de entrevista, que su precio podría ir de los 24 mil pesos hasta los 30 mil pesos.
Revelaron también que hay quienes han aprovechado esta situación para aumentar su valor comercial hasta en 45 mil pesos, sobre todo de una persona que vende este espacio y que se encuentra en los primeros lugares.
En la siguiente edición se dará a conocer más información respecto a la necesidad de un nuevo inmueble, de atender de manera inmediata esta necesidad y también de atender a los sectores vulnerables; es decir, a familias de bajos recursos o marginadas que difícilmente tienen acceso a este servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *