El reto de ser abogada


-Desafortunadamente a las profesionales les ha costado el doble, en
comparación a los hombres, alcanzar sus metas.


Por: Gabriel Gómez Rodríguez


H. Zitácuaro, Mich.-María Elena García Tello, tiene 22 años de edad, es originaria de Zitácuaro,
estudió en la facultad de derecho en la Universidad Autónoma del Estado de México, su meta es
convertirse en abogada de profesión. Concluyó su plan de estudios y actualmente está haciendo
su periodo de prácticas profesionales con el abogado José Luis Salazar Sámano, litigante
reconocido en la ciudad.
Una de sus prioridades es especializarse en derecho civil, el cual es un sistema de leyes y normas
que regulan todo lo relativo a las personas, los vínculos jurídicos entre ellas y con los bienes a nivel
privado. Su ramo comprende asignaturas relacionados a divorcios, testamentos y apropiación de
bienes inmuebles.
Afirmó que, al estudiar derecho, su meta es ayudar a los demás, ya que la profesión de abogacía
representa un oficio noble. Resaltó que muchos “profesionistas” dicen querer ayudar a las
personas, sin embargo, terminan estafándolas.
A García Tello le gustaría hacer esa diferencia, ser honesta y responsable. Ser una profesional
conocida por hacer bien las cosas, para que posteriormente sus mismos clientes la recomienden.
Considera que vivir de manera honesta es difícil, aunque existe el camino fácil, así que también se
tiene la opción de elegir.
“Cómo quieres conseguir las cosas, tal vez si te quieres ir por el camino fácil vas a obtener lo que
en diez años trabajaste de manera honesta, pero todo trae consecuencias. Tomar el camino fácil o
el atajo, siempre va haber una consecuencia y uno va a decir: ¿Habré tomado la decisión
correcta?”, analizó.
Al ser cuestionada en el tema de la inseguridad en México, afirmó que la violencia se ha
incrementado hacia las mujeres. Pero también se ha observado que ellas están alzando la voz e
intentando defenderse, reclamando sus derechos. Aunque finalmente no se les reconoce.
Resaltó que el ser abogado no es una carrera para mujeres, por comentarios que ha recibido.
Precisó que en la contraparte hay abogadas de excelencia y son muy reconocidas.
Desafortunadamente han hecho un doble esfuerzo en comparación a los hombres.
El caso es que ahí están y están haciendo la lucha por fomentar el estudio de la abogacía en las
mujeres. “También podemos y nos debemos armar de valor y no permitir que nos digan que no se
puede, por miedo de ser mujeres ¿No te da miedo que te vayan hacer algo?”, le han expresado.

“Realmente estamos expuestas en cualquier ámbito de nuestra vida. El chiste es hacer lo que uno
quiera, hacerlo de la mejor manera y siempre cuidarse”.
María Elena además es cantante y toca la guitarra, realiza algunas presentaciones en fiestas o
establecimientos.
Una de sus inspiraciones es la cantante Alejandra Zeguer, de quien le gusta mucho su forma de ver
la vida, que a pesar de los tropiezos, considera que es parte de y lo importante es seguir adelante,
puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: