Empresas de gas no responden a quejas de usuarios

H. Zitácuaro, Mich. – Empresas de gas, que surten tanques en los domicilios a través de sus unidades repartidoras, no responden a quejas ni denuncias de los tanques que estén incompletos en su peso o que presenten alguna irregularidad, como fugas.

De acuerdo al trabajo de investigación realizado por “El Despertar”, un ciudadano acudió con su tanque de 20 kilos a una de las empresas gaseras, que se localiza sobre carretera Zitácuaro-Toluca. Al presentarse el usuario al lugar donde llenan los camiones repartidores, un empleado indicó textualmente que la empresa no responde a quejas o denuncias.

Manifestó el trabajador de dicha compañía que, en caso de alguna inconformidad, la misma se tenía que hacer con el chofer de la unidad que le vendió el tanque y que él le resolviera la inconformidad por el servicio.

De esta manera los abusos de algunos choferes continúan, sin embargo, han aparecido otras opciones para que los usuarios tengan óptimos resultados y sus tanques reciban el peso completo.

Una de las soluciones que han encontrado usuarios de gas, quienes utilizan tanques portátiles, es acudir a los centros de carburación y ahí verifican que efectivamente sí les despachan kilos o litros completos. Con esta medida cientos de amas de casa y público en general se ahorran problemas con las empresas gaseras.

Ya que, en el caso de que haya alguna queja, por que recibieron un tanque de gas a la mitad o que el mismo se encuentre defectuoso, la misma no atiende el problema, dejando al usuario en la incertidumbre.

Sobre la calle de Ignacio Zaragoza poniente, cerca de la antigua empresa Coca Cola, hay un establecimiento de gas carburante, ahí llegan decenas o cientos de personas para comprar gas y abastecer este servicio a sus hogares.

 Algunas personas arriban en sus transportes, como camionetas, automóviles, motonetas o simplemente en un diablo llevando sus tanques portátiles.

El dato es, que no necesariamente hay que ponerle 30 kilos a un tanque de esas especificaciones, sino la cantidad que considere necesaria la persona. Por ejemplo, un usuario puede surtir su tanque con cien pesos, si su economía no le permite desembolsar más dinero.

Hay personas que de manera continua acuden a este centro de carburación, ya que el consumidor está viendo el momento cuando conectan su tanque a la bomba que le va abastecer de gas y previamente pide la cantidad que considera necesaria.

Todos los días acuden niños o jóvenes también con sus carretillas y se llevan sus tanques para comprar 50 o cien pesos de este gas, el cual es llenado con la cantidad exacta de litros o kilos que solicitó.

Cabe mencionar que algunos portátiles tienen exceso de “residuos”, que es una especie de agua sucia y que se convierte en un rendimiento menor de gas en el hogar.

A esta estación de servicio también acuden vehículos convertidos a gas LP, el que, algunos usuarios lo consideran combustible más económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *