Empresas irresponsables por no capacitar a motociclistas


-No les interesa capacitar a conductores, únicamente vender sus productos,
esto se traduce en que se deja de lado la integridad del conductor.
-Prevalece la falta de cultura vial, lo que ha generado múltiples accidentes.
Por: Gabriel Gómez Rodríguez
H. Zitácuaro, Mich. – Para Juan Carlos Guzmán Jalili, vecino de Zitácuaro, la venta y
comercialización de motocicletas se ha convertido en un negocio redondo para las empresas
dedicadas a ese ramo. Sin embargo, a dichas comercializadoras no les interesa la capacitación a
conductores, lo que implica una irresponsabilidad de parte de las compañías. Se lavan las manos,
en pocas palabras.
Es decir, se deja de lado la falta de cultura vial, así como la integridad de los conductores y
peatones. Guzmán Jalili explicó que el número de motociclistas ha crecido de manera importante y
ante la falta de cultura vial, esto ha generado muchos accidentes.
Los motociclistas no reciben capacitación, ni de elementos de tránsito, tampoco de las empresas
vendedoras de vehículos motorizados. Los agentes de tránsito llegan a infraccionar a quienes
estacionan mal sus motocicletas, incluso las llevan al corralón. La dirección de tránsito se encarga
de hacer el cobro de la multa respectiva y luego entrega la moto. Pero no existe capacitación al
conductor.
Agregó que el aumento de motociclistas en la ciudad de debe al aspecto económico, ya que
representa un ahorro, en tiempo y dinero, al desplazarse con mayor rapidez y ya no pagar el
pasaje en el transporte público
Se trata de un vehículo que cruza la ciudad en cuestión de minutos, mientras que el tiempo de
traslado de la misma puede ser al doble o más.
Juan Carlos Guzmán compartió su experiencia personal: Hace algunos años iba conduciendo su
motocicleta, pero tuvo un accidente provocado por un automovilista que le chocó de frente e iba
en estado de ebriedad.
El incidente implicó que estuviera en rehabilitación durante ocho meses, sometiéndose a la
atención con médicos, lo que representó un gasto importante. “Después de un accidente, ya nada
es igual”, expresó.

Al sobrevivir al percance, precisó que tiene limitaciones físicas, por ello exhortó a la población en
general a tomar conciencia y respetar el reglamento de tránsito y los señalamientos.
Actualmente solo el 5 por ciento de motociclistas usa casco de seguridad, el resto no lo utiliza.
Recordó que hay un refrán popular que dice que solamente hay dos tipos de motociclistas: “El que
se va a caer y el que ya se cayó”.
Para concluir, indicó que se observa a motos con dos o tres pasajeros que circulan a exceso de
velocidad, principalmente jóvenes o repartidores de alimentos, quienes ponen en peligro su
integridad física y de los demás.
Cuando un automovilista detiene su paso para que un pasajero descienda, entonces el
motociclista se muestra intolerante y quiere que se le abra el paso “a como dé lugar”, son estos
algunos ejemplos de lo que sucede en la ciudad. Prevalece el manejo imprudencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: