En ruinas el Cerrito de la Independencia

Zitácuaro.- Uno de los monumentos que más orgullo da a los zitacuarenses, es el Cerrito de la Independencia, el cual actualmente se encuentra en total abandono por parte de las autoridades. Ciudadanos han levantado la voz para que se tomen cartas en el asunto, sin embargo sus quejas no han hecho eco y el deterioro es cada vez mayor.

A simple vista se puede apreciar que el mantenimiento desde hace varios años ha sido nulo, senderos en mal estado y tapizados de hojas secas, jardineras estropeadas, deforestación y deslave de la tierra, juegos infantiles en mal estado o descompuestos y monumentos rayados, es lo que se logra observar en este sitio histórico.

El Cerrito de la Independencia tiene un gran valor en la historia de libertaria de México, y es considerado como un sitio que da identidad al pueblo zitacuarense; sin embargo, en un recorrido por el lugar para ver las condiciones en que se encuentra, se pudo evaluar el abandono en el que está: el deslave de la tierra ha ocasionado que se  lleve  lo que en un tiempo fueron jardineras y que ahora sólo son un puñado de piedras amontonadas en algunos lugares.

De acuerdo a ciertos documentos, el lugar fue declarado área natural protegida en el año de 1997, por el entonces gobernador de Michoacán, Víctor Manuel Tinoco Rubí, y tiene una superficie de dos hectáreas, setenta y seis centiáreas, cincuenta y cuatro punto sesenta y cinco deciáreas.

Entre otras cosas, también se pudo apreciar que los caminos están totalmente abandonados, el empedrado ha comenzado a desparecer, mientras que las lámparas están destrozadas y sin focos. La falta de pintura en la parte exterior del edificio que se encuentra ahí, es también evidente, sólo pintaron el frente para un evento que se realizó hace poco.

La ausencia de letreros que expliquen la importancia histórica del lugar es evidente, grafiti es lo que hay en su lugar, a pesar de que existe vigilancia policiaca. En la entrada una caseta de la policía abandonada y destruida por el vandalismo da cuenta de la incongruencia y abandono del lugar.

Pero el tema que tal vez preocupa más a los ciudadanos que han denunciado el hecho, es la deforestación que tiene actualmente y que va en aumento. Árboles enfermos y viejos, que más que una ayuda son un verdadero problema, son pocos pinos que están secos debido a la edad o a enfermedades, en su mayoría hay una especie denominada hojosa.

Con el paso del tiempo la falta de mantenimiento ha ocasionado un deterioro natural que no ha sido atendido. Según los datos que se tienen sobre la reforestación a esta área natural, data de los años 1935-1936, y estuvo a cargo de la oficina Forestal de Caza y Pesca del distrito de Zitácuaro, desde entonces no se tienen otros datos de que se haya reforestado de manera consiente éste baluarte de la historia de Zitácuaro.

En ese contexto se entrevistó a Francisco Álvarez Díaz, quien desde hace tiempo lleva denunciando el hecho, con decenas de pruebas el Doctor indica que hasta el momento las autoridades se han mantenido al margen y no dan solución a un problema que se va a acrecentando con las inclemencias del tiempo.

Otro que también en su momento intentó hacer algo para el rescate del lugar, fue el finado Jorge Coronel Ríos, que incluso llevó a algunos técnicos para que estudiaran el caso de la deforestación, con recursos propios pretendía realizar los estudios para que se reforestara de manera urgente el célebre Cerrito de la Independencia.

A esto se suma que a pesar de ser un lugar público y turístico, el accesos se encuentra restringido en algunas ocasiones, así lo demuestra una lámina mal pintada que dice está prohibido el paso. Ahora se puede apreciar un edificio que resguarda las instalaciones del C5 y unos postes tirados, que se utilizaron para colocar las cámaras de vigilancia por toda la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *