Es una tarea ineludible de todo gobierno sano y maduro el organizar e implementar los mecanismos necesarios para garantizar los derechos de las personas con discapacidad.

Este 03 de diciembre conmemoramos el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. En este sentido hago un llamamiento a los legisladores, a los gobiernos y a los regidores, a las empresas y la sociedad civil, para eliminar todas las barreras que dificultan la inclusión y la participación de las personas con discapacidad, en la sociedad. Construyamos juntos una sociedad inclusiva para todos.

Para empezar, es fundamental establecer qué es y qué no es la discapacidad. El viejo paradigma partía de una visión rehabilitadora, mientras que el nuevo modelo social, que el mundo acepta hoy, establece que la discapacidad es una condición provocada por barreras del entorno y las actitudes que evitan la participación plena y efectiva en la sociedad de las personas.

No es una enfermedad y, sobre todo, no es una condición exclusiva de la persona. Nos compete a todos la tarea de eliminar las diferentes barreras. Muchas de estas barreras están en la infraestructura que no responde a los estándares de accesibilidad. Tenemos una deuda histórica en esta materia.

A pesar de que contamos con una legislación Federal y Estatal que promueve los derechos de personas con discapacidad, como municipio aún falta mucho por hacer en cuanto al desarrollo y cumplimiento de normas, especialmente en lo relacionado a la accesibilidad física, y la construcción de infraestructura.

Es necesario implementar desde lo municipal el diseñouniversal y hacer ajustes razonables. En ese marco, bajo los Principios del Diseño Universal y ajustes razonables, es quese tienen que estructurar las propuestas de accesibilidad e

inclusión. El objetivo principal desde lo local es reducir la segregación en espacios al mínimo, asegurando la accesibilidad para el máximo número de personas.

¿Cuánto implica reducir al mínimo? La experiencia ycreatividad de las personas con algún tipo de discapacidadevidencia que siempre se puede hacer algo más, y esto ha dado como resultado en los últimos años avances en materia de accesibilidad e inclusión que han puesto de manifiesto su extraordinaria creatividad humana.

¿Cómo Ayuntamiento que hacemos para incentivar esta creatividad?. En primer lugar: “ningún programa o política pública, sin ellos”. Con esto me refiero a que ninguna decisión o política sobre accesibilidad o inclusión debe realizarse sin la participación directa de personas con discapacidad en las mesas de discusión. En segundo lugar: datos. Implementar mecanismos de captura y procesamiento para generar más y mejores datos y, fundamentalmente, abrir su uso a la comunidad.

Soluciones transformadoras para un desarrollo inclusivo. Estoy consciente de que existe una deuda social con las personas con discapacidad y que se requiere de un compromiso real hasta mirar la discapacidad con un enfoque de derechosLas soluciones y reuniones de última hora no resuelven el verdadero problema, es necesario establecer undiálogo continuo y sincero con este sector social que siempre está dispuesto a colaborar, pero no a ser el último de la fila.

Reconozco que existen barreras que limitan el disfrute plenode los derechos de las personas con discapacidad, y es evidente los espacios públicos no están planeados en funciónde sus necesidades. Cada barrera física es un recordatorio silencioso de que aún nos falta mucho para ser justos y equitativos. Tenemos la responsabilidad de implementar acciones diferenciadas para proteger y garantizar todos los derechos de las personas con discapacidad.

Es una tarea ineludible de todo gobierno sano y maduro el organizar e implementar los mecanismos necesarios para garantizar los derechos de todas las personas. En caso contrario, seguiremos por el camino de discriminación social, y lo que es más grave, de vacío moral. Un Gobierno inclusivo debe adaptarse a las distintas personas y ha de enfocarse en ofrecerles a todas las mismas oportunidades de desarrollo, y de bienestar.

Tenemos la tarea de eliminar o reducir las barreras de acceso a los servicios públicos. Tenemos la responsabilidad depromover y facilitar la inclusión de todas las personas.

¡Estoy convencida de que el único modelo de política pública posible, es aquel que acepta las fallas, visibiliza, involucra y toma en cuenta las necesidades de este sector!.

Regidora Catalina Argüello Flores.

Presidenta de la Comisión edilicia de la Mujer, Derechos Humanos y Grupos en Situación de Vulnerabilidad.

H. Ayuntamiento de Zitácuaro 2021-2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: