Expidió tesorería licencia municipal ilegal

H. Zitácuaro, Mich. – Al margen de la ley el Ayuntamiento de esta ciudad habría expedido un permiso para una carnicería del mercado municipal, según lo informado por el abogado Marcos Joel Vera Terrazas. Explicó el litigante que para otorgar una licencia local se tiene que apegar los requisitos que establece la ley. Además, la autoridad viendo que se trata de un local comercial, tuvo que constatar quien era el ocupante de dicha negociación.

Sin embargo, indicó que en este asunto hubo la “mano” del Secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, quien tiene interés en este local, con lo cual hizo uso de influencias. En este caso el tesorero municipal otorgó una licencia de manera ilegal. Agregó que presentará la denuncia penal correspondiente, ya que la persona en poder del local, tiene ya varias décadas en posesión física del mismo.

Al entrevistar a Alberto Bárcenas, propietario de esa negociación, expresó que ha sufrido de amenazas por parte de particulares para quitarle su negocio. Indicó el denunciante que el Ayuntamiento otorgó una licencia de funcionamiento por parte de la tesorería municipal y la dirección de ingresos públicos municipales, a nombre de Juan Antonio Bárcenas Sandoval. La misma que tiene de fecha de expedición del 16 de junio de 2014 y su número de licencia es el 2324, para que desarrolle las actividades comerciales relacionadas con carnicería.

Dicho permiso, señala el documento, tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2019 y es obligatoria su exhibición en un lugar visible. Fue firmado por el entonces tesorero Bernardo Razo Dorantes. Aparecen también el sello de ese departamento y cuenta con escudos oficiales del gobierno municipal.

Argumentó el afectado que ha recibido declaraciones de la otra parte que se dice dueña del poder, que tienen además buenas relaciones con funcionarios del gobierno estatal. Agregó que el dueño original fue su abuelo, Juan Bárcenas, posteriormente fue trabajada por la misma familia durante más de 30 años, pero que hace aproximadamente dos años surgieron supuestos propietarios con la idea de hacer negocio con este local; es decir, ponerlo en venta.

Consideró Alberto que son sus mismos parientes, Antonio Bárcenas Sandoval y su padre Antonio Bárcenas López, quienes han querido apropiarse de este espacio y lo han ofrecido en venta al gremio de los tablajeros a fin de sacar provecho económico.

Indicó que hace algunas semanas el personal de la Fiscalía quiso despojarlo de este inmueble, para ello no mostraron documentos ni tampoco quisieron proporcionar nombres.

Como se recordará, el pasado 9 de febrero, del presente año, un grupo de personas intentaron utilizar el tráfico de influencias, presuntamente allegadas a funcionarios del gobierno estatal, para despojarlo del inmueble, pero intervino un abogado para suspender el embargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *