Falla el cacareado C5-i “el más grande de Latinoamérica”

Zitácuaro. –  A unas horas de haber sido inaugurado, con gran alarde, el nuevo complejo del C5-i (Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia), ya tuvo su primera falla, cuando este jueves hubo dos homicidios violentos en la capital michoacana y ningún detenido.

7 mil 800 metros cuadrados construidos, tecnología de punta, 6 mil videocámaras de vigilancia en todo el territorio estatal monitoreadas en tiempo real, 300 kilómetros de fibra óptica, 11 centros de inteligencia, 18 mil 250 botones de emergencia, 360 analistas, monitoristas y despachadores, policía cibernética, de investigación y análisis, no pudieron detectar a los causantes de los hechos violentos el día jueves en Morelia.

Apenas el miércoles, el gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo, anunció que, con la construcción de este complejo se articularían las estrategias contra la delincuencia en Michoacán. En su discurso de inauguración, el Secretario de Seguridad Pública afirmó que nunca antes se había tenido un centro tan grande y con la tecnología más avanzada, lo que dará más capacidad institucional al gobierno de Michoacán.

Pero, esto sólo quedó en un discurso, ya que la mañana del jueves la capital michoacana tuvo un amanecer violento; luego que, desde las siete horas, un grupo de sujetos armados ingresaran al hospital Acueducto y ultimaran a balazos a una persona del sexo masculino, que sería intervenido quirúrgicamente.

De acuerdo a los informes, el comando armado ingresó al nosocomio y accionó sus armas, antes de que el sujeto ingresara al quirófano. Posteriormente, un boletín informativo daba a conocer que el ultimado podría pertenecer a un grupo delictivo que opera en el Estado. Jesús Cancino, alias “El Apá”, era el nombre del asesinado en el hospital Acueducto.

Tras los hechos sangrientos, diversas corporaciones policiacas arribaron al lugar para resguardar el área y mantener un cerco de seguridad, que no tuvo resultados.

Aproximadamente tres horas después se dio un enfrentamiento, donde un grupo armado abrió fuego en contra de elementos de la Policía Michoacán, del atentado resultó muerto un policía y uno de los presuntos agresores. Una fuerte movilización policiaca se dio por la zona del estadio Morelos, que fue donde ocurrieron los hechos.

Fue en la colonia Bosques del Quinceo donde los uniformados fueron agredidos a tiros, de manera inmediata se mantuvo un dispositivo de seguridad para tratar de dar con el paradero de los agresores, pero tampoco arrojó buenos resultados. En ambos casos no hubo un solo detenido y no se sabe nada de los agresores, ni en que vehículos viajaban.

Apenas un día antes las autoridades estatales se jactaban en decir que, con la instalación del C5-i, la población podría sentirse más segura al contar con el centro más grande América Latina. No obstante, de todo lo que se dijo, el C5-i no tuvo la capacidad de reacción para atender ambos casos violentos, tampoco tuvo la capacidad de seguir por medio de las cámaras de vigilancia la ruta de los agresores, que iban provistos con armas de alto poder.

Es entonces el C5-i una inversión millonaria que, de entrada, no arrojó los resultados anunciados y de momento los elementos policiacos continuaron trabajando a “la antigüita”, haciendo recorridos por aire y tierra para tratar de localizar a las personas armadas. Mientras tanto, la población sólo queda a la espera de que se cumplan las promesas hechas por el ejecutivo estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *