-Tampoco han encontrado a un joven que lo acompañaba.

-“El Yelo” pidió al policía que lo custodiaba  que cerrara la puerta, porque le daba pena y huyó.

Zitácuaro, Mich.- A casi dos meses de que escapara de las instalaciones de la Fiscalía Regional de Justicia, un joven de 14 años de edad, que hiriera con un cuchillo a un comerciante de este municipio, la Fiscalía no tiene rastro de su paradero. El menor escapó después de que le pidiera al policía que cerrara la puerta del baño, porque le daba pena.

De acuerdo a la información que obra en el expediente, el 12 de octubre, Héctor Yael M.L, arribó alrededor de las 10:30 horas, al local de celulares que se ubica sobre la avenida Revolución, casi esquina con Hidalgo, acompañado por otro joven de nombre Marco Antonio, con la intención de vender una Tablet. Siendo atendido por su víctima, José Isaac, quien declaró que se comunicó con su patrón por teléfono informándole que “el Yelo” se encontraba en el local con la intención de venderle una Tablet. El dueño del lugar respondió que le dijera que se esperara a que él llegara.

Los jóvenes comenzaron a platicar, se conocían porque habían sido vecinos, sin embargo no eran amigos. Tras charlas de tatuajes y de música, en determinado momento “el Yelo” se colocó detrás de José Isaac, con el cuchillo comenzó a amenazarlo, diciéndole que “ya había valido madre”. Le propinó cuatro puñaladas (en la tráquea, en el estomago y en ambos pulmones).

Tras forcejear ambos jóvenes, José Isaac logró alcanzar un cuchillo con el que amenazaba a Héctor Yael al tiempo que solicitaba ayuda, momento en el que “el Yelo” huyó del lugar. Del otro joven que lo acompañaba, la víctima no se percató en que momento del ataque huyó.

Al ser ingresado en la Fiscalía Regional de Justicia el menor fue cambiado de ropa por su propia madre, pues la ropa que portaba contenía sangre del joven al que hirió su hijo.

Al otro día, aproximadamente a las 12:20 del día, el menor pidió que lo llevaran al baño, trasladándolo el policía Rodolfo Iván G. C., a quien primeramente le pidió papel, posteriormente le comentó que cerrara la puerta porque le daba pena. Tras varios minutos sin obtener respuesta, el policía ingresó al baño, descubriendo que el menor había huido por la ventana.

Dicha ventana, según los peritajes realizados por los elementos de la fiscalía, es de 74 centímetros de ancho por 77 centímetros de largo y se encuentra a una altura del piso de 5.53 metros, misma que da al estacionamiento de la fiscalía.

Por estos hechos la fiscalía regional inició una carpeta de investigación por el delito de evasión de presos en contra del policía ministerial Rodolfo Iván G. C., el pasado 7 de noviembre se llevó a cabo la audiencia de formulación de imputación, el policía se encuentra en libertad al ser un delito que no amerita la prisión preventiva.

https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2017/12/24337551_1751534118221725_1746995044_n.jpg?fit=720%2C405&ssl=1https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2017/12/24337551_1751534118221725_1746995044_n.jpg?resize=150%2C150&ssl=1Luis Contreras VázquezZitácuaro
-Tampoco han encontrado a un joven que lo acompañaba. -“El Yelo” pidió al policía que lo custodiaba  que cerrara la puerta, porque le daba pena y huyó. Zitácuaro, Mich.- A casi dos meses de que escapara de las instalaciones de la Fiscalía Regional de Justicia, un joven de 14 años de...