Forbes investigó a los gobernadores más ricos

-Entre ellos el de Michoacán.

H. Zitácuaro, Mich. – La revista especializada en el mundo de los negocios y las finanzas -Forbes- investigó a los gobernadores más ricos y poderosos que fueron electos en el pasado proceso electoral, en junio de 2015.

El sitio, que tiene su sede central en la Quinta Avenida de Nueva York, dio a conocer de manera generalizada la fortuna de los 9 gobernadores que fueron electos y lanzó también algunas interrogantes.

“Ya sabemos quiénes estarán al frente de los estados donde hubo elecciones, pero hay que saber más de ellos: ¿Cuánto dinero tienen? ¿De qué bienes son propietarios? ¿Cuál es su compromiso con la transparencia? Estas son las fortunas de lo nueve gobernadores electos”, escribió la plataforma.

De los nueves candidatos electos a gobernador hubo dos opositores a transparentar sus bienes, uno fue Rafael Alejandro Moreno, de la coalición PRI-Partido Verde en Campeche y el segundo Juan Manuel Carreras, de la coalición PRI-Partido Verde-Nueva Alianza de San Luis Potosí, quien envió una carta compromiso de que en caso de resultar electo daría a conocer su declaración patrimonial.

De los ocho candidatos que realizaron su reto 3 de3, Claudia Pavlovich Arellano, de la coalición PRI-Partido Verde-Nueva Alianza, fue la que más recursos reportó en cuanto a la declaración patrimonial.

Pavlovich es abogada por la Universidad de Sonora, con 45 años, nació en Magdalena de Kino, Sonora, la misma tierra de donde era nativo Luis Donaldo Colosio.

Declaración patrimonial: Remuneración anual neta: 4 millones de pesos, ingreso anual de su cónyuge, cerca de dos millones de pesos. La propiedad más cara era un terreno y un local comercial con valor de 3 millones 857 mil pesos.

Fue senadora de la república y ostentaba un sueldo anual de un millón 802 ml pesos. Presidenta del CDE Sonora hasta el 12 de enero de 2013, tuvo una compensación o sueldo anual de 650 mil pesos.

Francisco Domínguez Servién, nació en Santiago de Querétaro, Querétaro, médico veterinario zootecnista por la Universidad Autónoma de Querétaro, proveniente de las filas del PAN.

Recibe anualmente 3 millones de pesos, tiene una casa con el mismo valor anterior, además declaró dos automóviles con valor de más de 600 mil pesos ambos, uno de la marca Ford y otro BMW.

Como senador de la república tuvo un sueldo anual de 2 millones 57 mil pesos y como alcalde en el 2011 tuvo un sueldo anual de un millón 514 mil pesos.

José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador electo del estado de Colima, por la Coalición PRI-Nueva Alianza-Partido Verde, declaró recibir 2 millones 212 mil pesos anuales, también dueño de una casa con valor de 2 millones 100 mil pesos.

Carlos Mendoza Davis, gobernador electo del estado de Baja California sur, por el PAN, abogado de profesión, su remuneración anual neta era de 747 mil pesos, mientras que su cónyuge percibía 75 mil pesos, propietario de varios costosos vehículos, como uno de la marca Ford de 700 mil, otro Chevrolet de 600 mil y una motocicleta de 100 mil pesos, además de una casa con valor de 5 millones.

Cuando Forbes publicó la declaración de Silvano Aureoles Conejo, el entonces gobernador electo tenía 45 años de edad, ingeniero agrónomo especialista en bosques por la Universidad Autónoma Chapingo, miembro fundador del PRD.

La remuneración anual neta de Aureoles era de un millón 689 mil 841 pesos, su propiedad más cara era una casa con valor de 3 millones de pesos, dos automóviles de la marca Chevrolet, cada uno con valor comercial de 590 y 487 mil pesos, respectivamente.

Como senador de la república tuvo un sueldo anual de un millón y medio de pesos. Mientras que como diputado federal ostentó un sueldo anual de un millón 700 mil pesos.

En la actualidad los cuestionamientos son similares al año 2015, estos gobernadores, ¿Cuánto dinero más han acumulado? ¿Cuántas propiedades más han comprado? ¿Su enriquecimiento ha sido netamente lícito? ¿Harán nuevamente su declaración patrimonial para transparentar sus recursos cuando finalicen su mandato?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *