Fue al Regional para dar a luz: no había ginecólogo ni anestesiólogo 

-Mujer acudió al Hospital General cuando tenía dolores de parto, pero no había personal que le atendiera. 

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Una mujer, vecina de Zitácuaro, afirmó que el Hospital Regional no cuenta con los servicios básicos para la atención de parto. Aseveró que se lucra con las necesidades de mujeres embarazadas y no hay garantíasen cuanto a atención de calidad, porque su personal maltrata a los usuarios.

Entrevistada por “El Despertar”, no proporcionó sus datos personales, pero explicó que el día en que se presentó a esa clínica, ya tenía dolores de parto. Primeramente, el personal que le atendió le expresó que no había anestesiólogo, ni ginecólogo, ni cirujano. Por lo que, le indicaron a la fémina que se atendiera en otro lugar.

Anteriormente ya había tenido hasta cuatro visitas al nosocomio, con el propósito de estar al pendiente del desarrollo de su embarazo. En una ocasión presentó sangrado, por ello decidió acudir al Regional a que la revisaran.

El médico le sugirió que tenía que acudir al hospital Santa Rosa o Memorial, a sacarse un ultrasonido, a pesar de que ya tenía uno, que se había hecho en una campaña de salud de la diputada Mary Carmen Bernal, en la colonia El Moral.

En esos momentos a la paciente le quitaron el suero de mala manera, al no acceder a sus peticiones. Le habían puesto el suero debido a que una enfermera había detectado bajos loslatidos del corazón del bebé.

La información que obtuvo, es que las condiciones en que se encontraba no eran para labor de parto normal, sino por cesárea.

Fue un día viernes cuando le dieron los dolores de parto,alrededor de las 2 de la mañana. Pero no quiso atenderse en el Hospital General, ya que le habían indicado que tenía que pagar no solo el anestesiólogo, también al cirujano. Del primero le informaron que ocupaban la cantidad de 3 mil 500 pesos y del segundo no le explicaron el costo.

Finalmente decidió atenderse en la clínica “IMSS Prospera”en la población de Tuxpan, Michoacán. A donde llegó alrededor de las 9 de la mañana, con 3.2 de dilatación.

Se quejaba de dolores fuertes, pero era ignorada. No la atendían y en determinado momento se le reventó la fuente, lo informó a la anestesióloga y le respondió que tenía que pasar de inmediato. 

Más tarde se preparó el quirófano. En tanto, la persona que la iba a operar expresaba que ella era floja, que no era candidata para cesárea. La mujer embarazada le explicó que ella requería cirugía, incluso le enseñaba algunos documentos que llevaba consigo.

Finalmente, al nacer su bebé no lloró, únicamente se quejó. Al preguntarle a la anestesióloga porque no había llorado su hijo recién nacido, la única respuesta que recibió fue que se había complicado. 

El recién nacido pasó durante más de 12 días en terapiaintensiva, ya que absorbió su propio excremento, que le provocó infección en el estómago, además le llegó también a uno de sus pulmones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: