Fueron aplastadas las “tienditas”

H. Zitácuaro, Mich.- Con la aparición de una cadena de tiendas en esta ciudad fueron desplazadas a segundo término las llamadas “tienditas”, lo que representó también un golpe en la economía de los llamados tenderos o comerciantes.

Lo cierto es que en Zitácuaro hay establecimientos de este tipo por todos lados, inclusive se calcula que hay en promedio 20 de estas tiendas (del logotipo rojo y amarillo). Las cuales tienen bastante demanda y que, por diferentes razones, la gente las prefiere, aunque los precios en sus productos son más caros.

Pero vamos a regresar décadas atrás, cuando algunos adultos eran niños y preferían visitar las tiendas de la colonia o el barrio para ir a comprar un refresco, botanas, golosinas o para hacer algún mandado por parte de los papás, quienes también surtían sus productos de la canasta básica o acudían para deleitarse con sus bebidas preferidas.

Veamos el caso de la tienda de don Polo y doña Lola (hoy desaparecida), quienes tenían su negocio de abarrotes y bebidas sobre la calle de Salazar sur, entre Revolución sur y Artillería oriente.

Ahí llegaban decenas de clientes, algunos hasta del medio rural, a tomarse su refresco acompañado de un pan de dulce o hasta las populares “teporochas”, que consistían en bebidas con alcohol.

No faltaban aquellos clientes que acostumbraban a pedir fiado y había en esa tiendita una libreta para anotar a los morosos y que algunos ya no regresaron a pagar. En ese lugar había una banca de cemento para que los clientes se sentaran a consumir sus productos, mientras charlaban durante largo tiempo de las vivencias cotidianas.

Algunas de estas tienditas, como la de “Los Nenes”, ubicada sobre Salazar sur, que tenían una mesa de juego de futbolito, en la que se podía jugar por largo rato, hasta 4 jugadores, ya que al depositar una moneda el jugador podía obtener 5 bolas.

La tienda de Carmelita fue un negocio de abarrotes que atrajo a decenas de clientes por las famosas “maquinitas”, el negocio hoy subsiste y se encuentra a un costado de la escuela “Hogar y Patria”, pero ya sin las tragamonedas.

A final de cuentas los expertos han alertado sobre el fenómeno de que estos pequeños negocios de abarrotes y bebidas han sufrido un descalabro en su economía, otras más han ido desapareciendo, por la aparición de estas tiendas de conveniencia.

La pregunta que muchos se hacen es, si es más caro comprar en una tienda OXXO ¿Por qué la gente las prefiere? La respuesta la tendrá cada uno de los consumidores que diariamente acuden a estos establecimientos.

Veamos algunos ejemplos de por qué estas tiendas han adquirido supremacía, ya que en ellas se pueden hacer envíos de dinero, depósitos bancarios, recargas de telefonía celular, así como el pago de servicios del hogar, como teléfono, luz, cable e incluso hasta el pago de boletos de avión.

En esta temporada de lluvias, o ya sea una mañana fría, hay quienes recomienda ir por un café a esos establecimientos; otros más prefieren la leche con azúcar o sin azúcar, ahí frente a La Estación, en “Mi Cafetal”, donde desde temprana hora ya hay clientes esperando ser atendidos. Este negocio ha subsistido y lleva varios años ofertando sus tradicionales bebidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *