Grave devastación en zona de amortiguamiento de la Monarca

Zitácuaro, Mich.- Es importante notar que en la zona de amortiguamiento de la Mariposa Monarca, hay una devastación total. Denunció a El Despertar el ecologista Ignacio Sánchez, quien agregó que en el Cerro Pelón, el Cerro Cacique, el Cerro del Candelero, todos ellos están dañados y deforestados completamente. Además pertenecen a la zona de amortiguamiento de la reserva de la Mariposa Monarca.

En lo que se refiere al Cerro San Andrés, hay una devastación total también; porque no basta nada más evitar la tala clandestina, sino que las acciones deben de continuar con una buena reforestación. Ello en alusión al informe que dio Omar Vidal, Director General del World Wildlige Fund, donde señaló que la tala ilegal en la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca disminuyó en 40%, al pasar de 19.9 hectáreas en 2014-2015 a 11.92 ha en 2015-2016.

Ignacio Sánchez afirmó que es importante mantener los santuarios, pero con una política que sea incluyente, que incluya a los ejidatarios, a los dueños de los predios, para que estén al pendiente y que le den el carácter que se necesita.

Además la vigilancia -dijo- debe de ser continua, con el objetivo de desincentivar la tala de la masa forestal, ya que hay santuarios que están muy dañados. De ahí la importancia de que se hagan trabajos de preservación y de prevención de la tala, tanto en la zona de amortiguamiento como en la zona núcleo.

Agregó que se ha verificado físicamente el daño ambiental, donde ha persistido la mano del hombre, ya que cuando se tala un árbol daña también todo el renuevo y la reforestación, de tal manera que la devastación es más grande.

“Hasta el día de hoy, hay zonas mucho muy dañadas y deterioradas, zonas a las que se les tiene que aplicar alguna conservación”, explicó Sánchez.

En lo que se refiere al Estado de México, “Probosque” ha estado más activo en cuidar sus áreas forestales en comparación con Michoacán. Pero en lo que se refiere a la comunidad de Crescencio Morales, en lo que son los ejidos pegados a Santa Bárbara y ejidos que colindan con el Estado de México, la devastación ha sido muy grande.

Agregó que el bosque, para que se pueda regenerar por si solo, van a pasar muchos años.

“Hay ocasiones en que las dependencias de gobierno, por el solo echo de maquillar las cifras, nos dicen otras cosas distintas a las que son la realidad”.

Muestra de ello es que cuando se llevan a cabo estadísticas de incendios, no siempre son las cifras que se dan, sino que se “maquillan”  para aparentar que no ha sido tan grave el impacto ambiental.

Sobre la disminución de Mariposas Monarcas, que ha sido cada año o temporada, Sánchez indicó que “sí es muy cierto. Cuando se descubrieron los primeros santuarios solo había algunas áreas en los límites con el estado de Michoacán y el Estado de México, al paso del tiempo esos núcleos de mariposa se fueron ampliando a otras partes, tal es el caso que han llegado a municipios como Temascaltepec en el Estado de México y en las faldas del Cerro Chinantecatl o en el Nevado de Toluca”.

En Valle de Bravo se han visto colonias de Mariposa Monarca por la migración. “Acordémonos que la Monarca necesita de dos factores para subsistir, el árbol de oyamel y la asclepia, de la cual el lepidóptero se alimenta. Al ir modificando su hábitat, el insecto  ha ido a emigrar a otras partes donde lo ha podido encontrar”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: