Ha permeado en abogados la corrupción e impunidad

H. Zitácuaro, Mich. – El jurista Joel Vera Terrazas afirma que el abogado es una pieza fundamental para la sociedad y para la democracia jurídica. Sin embargo, se le ha quedado a deber a la sociedad y el gremio ha sido partícipe de la descomposición social.

A tan solo un día de celebrarse el día abogado, desde su punto de vista, expuso tajante que no hay nada que festejar. “El litigante es jurisconsulto, una persona preparada para interpretar las leyes y para recomponer el tejido social”.

“En la actualidad el gremio ha sido participe de su descomposición, de igual manera hay instituciones que han violentado el estado de derecho, como lo han sido las Fiscalías, donde se imparte justicia”.

Consideró que lo más grave es que, quienes festejan, son los que más han afectado la figura del defensor, porque son quienes han simulado jurídicamente. Recalcó que han dañado la imagen de defensores, porque son quienes han utilizado a las instituciones. Además, han buscado perseguir o generar una venganza política y jurídica contra los juristas que son garantistas de la legalidad.

Expresó Vera Terrazas que no hay nada que celebrar; por el contrario, exhortó al gremio a continuar trabajando y seguir capacitándose para generar esa transformación, cada quien desde su trinchera misma.

Subrayó que hay organizaciones de abogados que, en temas de interés público o trascendental para la entidad, han guardado silencio. Ello ante el actual panorama que debe incluir posicionamientos públicos, porque son de interés general.

Las personas dedicadas a la abogacía deben ser estudiosas del derecho para recomponer el tejido social y buscar desarrollar un equilibrio, manifestó.

“A muchos abogados les ha faltado entender filosóficamente lo que es la verdad, la razón y la justicia. Ellos deben ser pilares fundamentales del derecho, para poderlo aplicar en los casos que se presenten”.

Expresó que hoy en día al defensor le ha ganado la corrupción y la impunidad, en lo que corresponde a la región Zitácuaro.

Agregó que, dentro del gremio de litigantes, hay muchos que simulan ser juristas, que es una noble carrera y que debiera ser considerada una profesión que contribuya al desarrollo de la democracia, para la gobernabilidad de un pueblo.

Invitó a reflexionar a la misma Fiscalía Regional de justicia, ya que, lo que se aprecia, es que la delincuencia organizada del sector público, con su estructura burocrática, lo único que busca es dañar a la sociedad. Denunció que esta institución se ha convertido en un problema grave para la región oriente, a la cual calificó de pandilla de delincuentes.

Aseveró que, con la puesta en marcha del nuevo sistema de justicia acusatorio, el eslabón más débil son los cuerpos policíacos, que se traducen en la corrupción en la Fiscalía, misma que se empeña en continuar con acciones de ilegalidad y en sembrar evidencias.

“Porque un abogado debe ser un gran autor y es de lo que se carece”, finalizó Vera Terrazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *