Hablar de lo que duele para que duela menos

Por: Marina Vilchis Herrera.

Hay que hablar de lo que duele para que la herida duela menos. No todos los que tenemos cerca están habilitados para escuchar sin juzgar, para hacer del silencio y de la palabra un valioso refugio.

La psicóloga y Tanatología Marlen Hernández Gracián explica que el apoyo emocional es muy importante, pues además de tiempo y paciencia, requiere de habilidad y tacto.

Señala que son muchas las personas que se sienten angustiadas antes de dormir, la mayoría tiene un secreto o una preocupación que le impide avanzar.

Cuando una emoción se reprime el corazón duele y el cuerpo lo grita con algún malestar, por ello debemos atrevernos a expresar lo que sentimos 

En ocasiones callamos nuestra preocupación por vergüenza o por temor a ser juzgados, pero esas emociones no expresadas pueden estarte impidiendo dormir, trabajar concentrarte  o incluso causándote algún desorden alimenticio.

• Hablar de lo que sentimos nos ayuda a desahogarnos y a poner en orden nuestras ideas, no querer hablar de cómo te sientes sólo te lleva a vivir en un mundo solitario, donde no te permites disfrutar de la ayuda y el apoyo de otros, al igual impides que te amen.

• Hablar de nuestras emocionesnos hace sentir escuchados y nos libera de cargas innecesarias, probablemente al hablar descubras que tu problema no era tan grande.

• Hablar de tus emociones no te hace débil, solo te vuelve humanoy te demuestra quienes son tus verdaderos amigos.

Indicó que es necesario dejar de aparentar a ser perfecto y atrévete a ponerle nombre a eso que te impide dormir y disfrutar de la vida sin miedo y rencores. Hablar deja espacio en tu mente para pensamientos positivos que atraigan a tu vida abundancia y amor verdadero. 

Explicó que el dolor es incómodo, porque tiene una función importante para la supervivencia y no parará hasta que hayamos resuelto la causa o buscado un remedio.

Mencionó que las emociones de afectos negativos producen una activación en el cuerpo que no sólo puede producir una sensación de malestar. Sino que además pueden llegar a crear una importante activación fisiológica del sistema nervioso autónomo y del sistema endocrino, que acabe produciendo dolor físico.

Es decir, puede aparecer un dolor físico, en forma de cefaleas, molestias gástricas, como vómitos y diarreas, problemas cutáneos que no tienen una aparente causa orgánica, sino que ocurren por el desgaste emocional.

Recalcó que es difícil expresar nuestros sentimientos, pero hablarlos es el primer paso para regularlos y sanarlos. Puede que ahora no te apetezca hablar con nadie, quizá por temor a preocuparles, pero igual, siempre puedes escribir cómo te sientes, esto te ayudará a liberar la carga emocional que llevas encima.

Subrayó que es necesario buscar ayuda para las emociones más difíciles, a veces sin importar lo que hagas, no puedes sacarte esa emoción tan compleja. Si te das cuenta de que estás encerrado en sentimientos de tristeza o preocupación durante más de un par de semanas, o si te sientes tan triste que podrías llegar a hacerte daño o hacer daño a otras personas, es posible que necesites ayuda profesional.

La terapia de conversación, también conocida como psicoterapia, se basa en la idea central de que hablar de las cosas que le molestan puede ayudar a aclararlas y ponerlas en perspectiva. La forma en que un cliente ve la terapia también puede influir en la efectividad. Una persona «arrastrada» o forzada a ir generalmente obtendrá menos beneficios que una persona que quiere estar allí. El grado de comodidad con un terapeuta también puede estar directamente relacionado con resultados positivos

Por último, dijo que  si esta relación es buena, entonces la terapia de conversación puede ser particularmente beneficiosa.

Marlen Hernández Gracián

Previa cita (715)131-87-37.

marlen.hdezg@hotmail.com

Moctezuma Ote. #29

Col. Cuauhtémoc C.P61506

Zitácuaro Mich.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: