Historia y detalles sobre “Los Chemos” de Zitácuaro

-Cocteles de fruta desde 1890.

Por: Marina Vilchis Herrera.

H. Zitácuaro, Michoacán. – El tradicional “chemo” de Zitácuaro causa sensación y curiosidad. Los visitantes a la ciudad se preguntan: “¿Fruta con queso? ¿En serio?”, “¿Le ponen cebolla y chile picado?” …

Edmundo Antonio Quintero García, comerciante del “Jardín Constitución”, conocido como “el jardín chiquito”, explica que vende cocteles de fruta, jícamas preparadas y fruta, según su temporada. Expresa que son la quinta generación, desde su tatarabuelo, dedicándose a este oficio. Tradición que se ha heredado de generación en generación.

Su papá, tíos e hijos se han hecho cargo del negocio y que el origen del “chemo”, fue con la llegada de los españoles con una sopa fría, llamada “gazpacho andaluz”. El cual está hecho a base de jitomate, aceite de oliva, pepino, cebolla, vinagre, ajo y agua. Dicho platillo se sirve frío y es salado.

A partir de aquí es que nace la idea del “chemo” de Zitácuaro, respetando la misma frescura, pero modificándolo para aprovechar las frutas que Michoacán produce, pues recordemos que una de las fortalezas de este estado es la agricultura.

De acuerdo con su nieto, Edmundo Antonio Quintero García, en 1890 empezó vendiendo fruta. No obstante, dos años después amaneció con una tremenda cruda y se le antojaba algo “fresco, machacado, jugoso, pero picoso”. Comenta que, en ese tiempo ya existía la venta de rebanadas de jícama con queso, cebolla, chile picado y gotas de vinagre, así que agarró una rodaja y comenzó a picar todo.

Momentos después, llegaron vendedores a su frutería y observaron lo que acababa de crear. En su antojo, le pidieron uno similar. Pero antes no había vasos de plástico, sino conos de papel. Incluso no había cucharas. Así que guardaba las cáscaras de sandía, creando unas “palitas” para que pudieran comer este nuevo manjar.

Explica que el nombre salió porque antes a los raspados se les llamaba “raspachos”, y como ya se comentó, lo relacionó con el platillo español, ya que ambos ayudan a refrescarse.

Se invita a todas las personas a visitarlos en este Día de Muertos, ya que cuentan con una gran variedad de frutas de temporada y un ambiente familiar muy agradable y amable, además se les espera “con los brazos abiertos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *