Hospital General, “Elefante blanco”

Zitácuaro, Mich.- “El Hospital General se ha convertido en un elefante blanco, porque se supone que no nada más atiende a pacientes de Zitácuaro, sino a nivel regional y al cual se le invirtieron más de 200 millones de pesos; pero en la realidad no se ha visto reflejado este financiamiento, al no tener medicamentos ni personal médico se convirtió en eso”. Sostuvo Ignacio Sánchez Avilés, quien recientemente llevó a un familiar, pero se percató de que la misma clínica prácticamente se cae a pedazos.

Ignacio Sánchez, vecino de esta ciudad, por experiencia propia tuvo la necesidad de llevar a un familiar, por referencias del Instituto Nacional de la Nutrición, porque traía un problema de coliengitis, siendo el Hospital Regional el que lo atendería para realizarle algunos estudios.

A su familiar le tuvieron que comprar el medicamento afueras del hospital y luego se solicitó su alta, porque no le hacían nada y posteriormente fue llevado a la Ciudad de México de regreso.

Además en su visita a las instalaciones del hospital, Sánchez Avilés se percató de que en la parte de urgencias se estaba minando el agua. “Hay un desorden completo, no cuentan más que con enfermeras que están llegando del Conalep y el personal que llega y que está haciendo sus internados es la que le tiene que entrar a los trancazos, porque no tienen medicamentos ni personal médico”, anotó.

“Aparte de que las instalaciones se están cayendo, en los baños hay fugas por todos lados, es una pésima atención que está brindando el Hospital General, porque no cuentan con los insumos necesarios”.

“Afuera la gente está y la hacen esperar mucho tiempo, luego les brindan una atención primaria, porque cuando se requiere de atención de gineco-obstetricia los mandan a otras clínicas, porque ahí no cuentan con personal médico”.

“A lo anterior hay que sumarle que los pacientes, que llegan al hospital, son canalizados a otras clínicas particulares, porque no se les da la atención necesaria”.

“Todo el dinero que invierte el sector salud, que debería estar canalizado precisamente en el área de salud, está destinado a otro tipo de cuestiones en este momento, entonces el Hospital General está abandonado completamente”, afirmó.

“El mismo personal no puede hacer nada, pese a que son presionados por la ciudadanía, pero no cuenta con los insumos para atender las necesidades básicas de esta institución”.

“Es una lástima que, según el gobierno del estado, haya gastado 200 millones de pesos en el Hospital Regional, cuando es un Elefante blanco. Por desgracia es uno de los peores hospitales en los que he estado, no cuenta con ningún medicamento y por nuestra necesidad tenemos que comprar hasta el suero”.

“Lo malo es la falta de personal, hay un solo internista para todo el hospital, que para colmo de males ese día pidió permiso para irse a la grilla. Médicos generales que llegan y te preguntan qué tiene tu paciente y cuando les dices el diagnóstico te preguntan que qué es eso. Al final del día si me tocara calificar a este hospital del 1 al 10, mi calificación sería de menos 10. La tendencia es que la salud pública se vuelva privada, pues de todas maneras tienes que pagar”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *