Inauguran sala en honor del filósofo zitacuarense Samuel Ramos Magaña

-Dentro de las instalaciones del museo de La Casona de La Estación.

Zitácuaro, Mich. Con el objetivo de conmemorar 119 años del natalicio del Filósofo Zitacuarense Samuel Ramos Magaña, se llevó a cabo la inauguración de una sala en honor a este importante personaje, creador de obras como Hipótesis de 1928. Dicha sala se encuentra ubicada en el interior de La Casona de La Estación.

La inauguración se llevó a cabo el pasado martes, donde estuvieron autoridades municipales y como invitado especial el director de la Escuela Secundaria que lleva el nombre del filósofo zitacuarense, quien donó una imagen del artista.

Tayde González Arias, Director de Promoción y Difusión Cultural fue el encargado de leer la biografía del filósofo. Posteriormente se realizó el corte del listón inaugural y los presentes efectuaron un recorrido por la sala, donde se pueden apreciar fotografías del artista, escritos y otras obras de su trayectoria.

Samuel Ramos Magaña nació en Zitácuaro, Michoacán, el 8 de junio de 1897, hijo de Samuel Ramos Cortés y Socorro Magaña Montalván, sus estudios los realizó en la primaria en la ciudad de Morelia, en el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, donde estudió su preparatoria, ingresó a estudiar medicina y empezó a ser oyente de las clases de Filosofía de Antonio Caso en la Escuela Nacional de Altos Estudios, a la cual terminó inscribiéndose. Finalizando así sus estudios de Filosofía en año 1919.

Para  1921, Ramos fue nombrado profesor de Problemas Filosóficos y de Ética, en la Escuela Nacional Preparatoria, donde permanece hasta 1926, año en el que viaja a Europa a estudiar en la Sorbona, el Colegio de Francia y en Roma, siendo nombrado en 1932 oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública. Asimismo ejerció el cargo de jefe del Departamento de Cooperación Intelectual de la misma dependencia.

Posteriormente fue nombrado profesor de Estética y de Historia de la Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México, en donde además se gradúa como Doctor en Filosofía en 1945, siendo el promotor de la cátedra Historia de la Filosofía en México, logrando ser director de su Facultad de Filosofía y Letras.

Su obra más representativa  “El perfil del hombre y la cultura en México”, que es obra obligada en  referencia a la psicología colectiva de la sociedad mexicana y prefigura las reflexiones posteriores que intentan explicar la cultura y psicología del mexicano, como aquéllas realizadas por  Octavio Paz en “El laberinto de la soledad”, Santiago Ramírez con su “Psicología del mexicano” y Roger Bartra en “La jaula de la melancolía”.

El hijo del célebre maestro Samuel Ramos Magaña, Samuel Ramos Palacios, no pudo estar presente en el evento, pero envió unas palabras: “Cómo hubiera disfrutado estar con ustedes hoy en esa mi queridísima Zitácuaro, complicadas circunstancias me lo impiden, no por ellas dejaré de buscar, en un futuro que espero próximo, la oportunidad de acompañarlos. Zitácuaro es parte importante de mi vida, como lo fue para mi padre y para mi abuelo, el que ustedes los recuerden me llena de emoción ¡Hasta pronto!”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *