Incompetencia y arbitrariedad de personal de Rentas

-Los llamados intermediarios o “coyotes” tienen preferencia en trámites vehiculares.

H. Zitácuaro, Mich. – En la Administración de Rentas de Zitácuaro se ha incrementado la incompetencia y arbitrariedad en la atención al público. Algunos contribuyentes llegan desde muy tempranas horas, vienen incluso de comunidades rurales, les asignan un turno. Pero tras una espera de 7 u 8 horas, no consiguen hacer sus trámites en esta dependencia gubernamental.

Al acudir “El Despertar” a las oficinas de Rentas, ubicadas en la calle de Benedicto López norte, se pudo conocer que había un número importante de ciudadanos esperando ser atendidos.

“La verdad es muy molesto que esto esté ocurriendo en oficinas de gobierno, que nos traten de esa manera, de una manera muy arbitraria”, expresó un ciudadano entrevistado afuera de las oficinas.

Resalta que llegó a las 5 de la mañana, con el propósito de hacer el canje de placas correspondientes.

Ya formado en la fila, antes de que se abriera al público la oficina recaudadora de impuestos, recibió un ticket o número de ficha. Pero pasadas las 12 del día, todavía no había sido atendido.

El inconforme, quien prefirió guardar el anonimato, explicó que se considera  una voz más que desea ser escuchada, ante los atropellos que padecen los usuarios o público en general.

“Nada más han entrado como 12 personas, en cambio ve uno con mucho coraje, con impotencia, qué los únicos que están entrando y saliendo son los coyotes, gestores o intermediarios”.

Agregó que dichos intermediarios se encargan de estar afuera de estas oficinas, ofreciendo sus servicios de trámites vehiculares. Algunos de ellos se acercan a los usuarios y cobran entre 500 y 700 pesos por el trámite de canje de placas. A esta suma faltaría agregar el pago por cambio de placas y en su caso hacer otros pagos por adeudos pendientes.

“Es muy molesto. No debe hacerse esto. Está sucediendo a ojos vistos. Platican con los trabajadores de rentas. Entre ellos se hacen una y se hacen intercambio de papeleo, uno con otro. La verdad, ahí nada más nosotros estamos como sus tontos”, denunció el entrevistado.

Cabe mencionar que muchas personas, en su desesperación, han tenido que retirarse para cumplir con sus trabajos y otras tareas pendientes. En vista de que el tiempo que han permanecido en las instalaciones de la Administración de Rentas ha sido en vano.

Cabe mencionar que antes de que abra la oficina de trámites vehiculares, hay al menos 50 personas o más formadas en la calle Benedicto López, en espera de recibir un turno. Mientras tanto, el personal de dicha oficina atropella sus derechos en cuanto a atención al público, vulnerando esta garantía fundamental.

El viernes, 21 de enero, alrededor de las 9 y media de la mañana, algunos trabajadores de la misma oficina estaban hablando al personal administrativo para que viniera a trabajar, debido a que todavía no habían llegado a laborar. Ya que les habían dicho que iban a tomar estas instalaciones por un grupo de maestros inconformes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *