Inoperante la CEDH en Zitácuaro

Zitácuaro. – Las quejas por las violaciones a los derechos humanos por parte de elementos policiacos (entre los que destacan los de la Policía Michoacán), se han disparado de manera alarmante, sin que hasta el momento se haya actuado en contra de los policías. Lo que refleja una clara muestra de la inoperancia en este municipio de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que sólo acumula grandes cantidades de quejas ciudadanas.

La dependencia encargada de recibir las quejas a las violaciones de los derechos humanos, ahora es blanco de acusaciones en su contra, máxime por la cantidad de denuncias que constantemente se presentan en la CEDH, atribuyendo los abusos de los policías sobre la ciudadanía.

Lo anterior es una prueba de la inoperancia de este organismo, que últimamente no ha dado muestras de certidumbre, en cuanto a la labor que realiza. Poniendo en duda su efectividad.

Las quejas en contra de la CEDH se hacen frecuentes, toda vez que salen o cierran antes de la hora laboral, o bien, en varias ocasiones que se ha requerido la intervención oportuna del organismo este se encuentra cerrado.

Las estadísticas indican que de nada sirve esta dependencia gubernamental, que se supone actúa de manera autónoma para proteger a la ciudadanía de los abusos de las dependencias oficiales, u otro tipo de arbitrariedades. En el caso de las injusticias policiacas, estas continúan en la impunidad y se mantienen cifras alarmantes, donde diariamente se ven violados los derechos humanos. Incluso, se presume que pudieran estar siguiendo una línea a favor de los elementos policiacos, para que no sean castigados.

Algunos litigantes comienzan a tomar cartas en el asunto al ver la inoperancia de este organismo, esperando sea alguien más quien se dé cuenta de lo que pasa en esta dependencia e intervenga para comenzar a solucionar los asuntos.

La ausencia de una cultura de respeto a los derechos humanos en este municipio, es porque el organismo que tiene la encomienda de asumir la defensa, es inoperante y carece de credibilidad ante la sociedad, lo que hace necesario una reforma en el marco legal para que el Congreso del Estado obligue al ombudsman a cumplir con su función. Así lo consideran abogados que ven la ineficiencia de la CEDH.

La mayoría de las recomendaciones que emiten las comisiones estatales sobre denuncias por violación a los derechos humanos, no se les hace caso por parte de las instancias gubernamentales a las que van dirigidas, esto es un reflejo de que no se les da el valor, ni peso específico de su desempeño como defensores de las garantías ciudadanas.

Para abogados y ciudadanos todo lo que hace la CEDH resulta ser sólo un simulacro, porque los resultados así lo demuestran, y es un claro ejemplo de la inoperancia, en que la sociedad no confía, dado el desempeño del organismo, dónde la mayoría de quejas no surten efectos reales.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *