Instauran en kínder programa para eliminar la comida chatarra

-Le preguntaron a los niños que comían, la respuesta fue “tacos del kama”.

Zitácuaro, Mich. El 23 de agosto del año 2010 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo mediante el  cual  se  establecen  los  lineamientos  generales  para  el  expendio o  distribución  de alimentos y bebidas  en  los  establecimientos  de  consumo escolar, de los planteles de educación básica.

El capítulo primero, “principios de una alimentación correcta”, en su artículo quinto señala: “En  los  planteles  de  educación  básica  del  Sistema  Educativo  Nacional  se deberá fomentar el consumo de alimentos y bebidas que faciliten en los educandos y demás miembros de la comunidad educativa la adopción de una alimentación correcta, así como el desarrollo de un entorno saludable”.

Desde principios de año, en el Jardín de Niños Esperanza Olivares, se comenzó a implementar un programa que tiene como finalidad mejorar la alimentación de los menores, quienes al cuestionarles que era lo que más comían o lo que más les gustaba comer, respondieron que “tacos del kama”.

En entrevista con Gerardo Rodríguez García, comerciante que se encarga de surtir los alimentos para cocinar los menús que a diario se les sirven a 320 niños del kínder, señaló que ha sido difícil la adaptación, tanto de los niños como de los padres de familia. Asimismo destacó la problemática para conseguir alimentos naturales libres de sustancias.

“Es un programa para que se liberen de comer comida chatarra, con la finalidad de mejorar la alimentación de los niños. Se les está dando una educación libre de comida chatarra y aparte se les está enseñando el valor nutrimental de los alimentos. Se les preparan alimentos cuidando que sean lo más natural posible, que no lleven plaguicidas, pesticidas, que sean alimentos criollos”.

“Con la integración a este programa vemos que ya está cambiando la dieta de los niños y vemos que los niños ya están aprendiendo a distinguir los alimentos, cuales son útiles para ellos o nutritivos”.

El programa “libre de alimentos chatarra” se comenzó a llevar acabo en el kínder Esperanza Olivares empezando el año y “ha habido una problemática con los padres de familia, luego los apoyos por parte del gobierno federal no llegan a tiempo; pero todos los que participan en el programa le están echando todas las ganas, en especial la directora”, explicó el comerciante y productor de muchos de los alimentos que consumen los niños.

Rodríguez García  indicó que es  complicado preparar el menú para 320 niños y que los alimentos sean lo más natural posible, “conseguir los alimentos es difícil, empezamos desde un día antes”.

Destacó que hay alimentos que los niños nunca habían comido,  inclusive ni los conocían. “Hemos visto que hay alimentos, como el haba, calabaza, nopales y hay muchos niños que nunca habían comido eso en su casa. Como padres de familia le damos 20 pesos al niño para que coma en la escuela y no se alimenta sanamente, come pura comida chatarra, formulas lactas, alimentos sintéticos”.

El comerciante mencionó que también con los padres de familia existen desacuerdos, “hay descontento con los padres de familia, porque se les da la leche natural y dicen porque no mejor le dan leche de chocolate hersheys. El niño está aprendiendo que eso le hace daño y prefieren alimentación que los nutra”.

Finalmente expresó su sentir al ser partícipe de este programa: “Como comerciante me es grato llevarles los alimentos a los niños y saber que estoy contribuyendo para una buena alimentación de los niños. Producimos de forma natural limón, tomate, jitomate, lechuga, cilantro, rabanito, nopales, calabaza, huevo, elote y todo esto es parte de la alimentación de los niños”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *