La importancia de conocer la historia de Zitácuaro


Por: Marina Vilchis Herrera.

H. Zitácuaro, Michoacán. – Es muy importante vivir en una tierra con historia. Dice
la tradición que quien no conoce su pasado, está obligado a repetirlo. Una de las
principales razones por las que es importante aprender historia, es evitar cometer
los mismos errores que llevaron al desastre a la sociedad en el pasado.
En entrevista con Servando Rueda Cásares, Cronista Municipal, nos explicó
sobre los recorridos que realizan diferentes escuelas por el Museo Casona de La
Estación, donde los pequeños estudiantes aprenden sobre la historia de Zitácuaro.
La historia es una ciencia que nos permite conocer ese pasado, para entender el
presente que vivimos y construir nuestro futuro. Una de las principales razones por
las que es importante estudiar historia en la actualidad, es para entender el
cambio de la sociedad y cómo surge la sociedad en la que vivimos.
Rueda Casares recalcó que en estos espacios se busca transmitir la historia del
Ferrocarril, sobre Miguel Carillo Ayala, eventos relevantes como la Suprema Junta
Nacional Americana, las 13 tenencias, así como de las banderas de México. Se
muestran objetos que se usaron en esas épocas, como contenedores, cajas
fuertes y las fotografías de Zitácuaro, de cómo era a principios del siglo XX y hasta
mediados de ese mismo siglo.
Se recalca las etnias de la región, como es los Otomíes y Mazahuas de los siglos
XV y XVII y toda la información recabada sobre la Mariposa Monarca. Expuso “que
se debe de inculcar en los niños un sentido de pertenencia”, ya que Zitácuaro es
un lugar con mucha historia.
Manifestó que disfruta mucho de su trabajo en los dos museos, como el de La
Casona de La Estación y el Cerrito de la Independencia, así como otros lugares
emblemáticos en el centro: El Jardín de La Mora del Cañonazo, la réplica del avión
de “Pinocho” (el original está en nuevo Aero puerto “Felipe Ángeles”), ya que ahí
se encuentra un museo y es parte de él.
Indicó que la historia no nada más se debe conocer por aspecto educativo, si no
por cultura general y “sentirnos orgullosos de nuestro sentido de pertenencia, de
estar en un lugar histórico que tiene mucho que ofrecer a los visitantes, desde sus
atractivos naturales, como su gastronomía”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: