La mayordomía en torno a La Virgen de los Remedios, patrona de Zitácuaro

Por Servando Rueda Cázares

Desde hace tiempo inmemorial, la mayordomía gira en torno a las celebraciones de la Iglesia Católica en el municipio de Zitácuaro, y principalmente de la Virgen de Nuestra Señora de Los Remedios, cuya estadía data desde 1543, como lo hace notar el doctor Moisés Guzmán Pérez en su publicación del libro Nuestra Señora de los Remedios de San Juan Zitácuaro, que fue el encomendero Juan Velázquez quien la trajo de España.
Y dice una mayordoma “hacemos esto para que las costumbres de los antepasados no se pierdan”
Por ello la mayordomía, que se constituye por grupos, a cuya cabeza obviamente están los mayordomos, el día 28 de agosto inician con el lavado de la Iglesia, y son alrededor de 100 personas los que participan, a los cuales al final de la jornada se les sirve una comida, con aportaciones de católicas y católicos caritativos.
También se realiza el mismo día el parande, que consiste en llevar azúcar, chocolate y pan a las mujeres que visten a la Virgen.
El día 29 de agosto, tal como ocurrió este 2018, quienes realizaron los vestidos de la Virgen de los Remedios como la Virgen Peregrina, incluyendo la primera una vestimenta para su hijo, así como ropaje interior, cuya costura y adornos estuvieron a cargo de Nadia Sanromán Alvarez, sus hijas Nadia y Georgina Castro Sanromán, así como Héctor Garduño Marín.
Hay que destacar que para hacer la vestimenta de las Vírgenes hay que pedirlas hasta con años de antelación, porque ya hay varias apuntadas para años posteriores. Las vestimentas se colocan en unas palanganas laqueadas, estilo Uruapan.
Más tarde al domicilio de la familia Castro Sanromán acudieron el grupo encargado de la fiesta, vecinas de la tenencia de San Juan Zitácuaro, encabezadas por Teresa Sánchez Carmona, encargada de la fiesta del 1 de Septiembre.
Para el día 30 las vírgenes son bañadas y cambiadas por el grupo de mujeres que encabeza Lupita Jiménez, y la virgen Peregrina regresa al domicilio de la familia Castro Sanromán, por una hora en tanto los mayordomos se encargan de adornar el santuario con flores, gusanos de agujas de pino y otros materiales de la entrada de la calle Morelos, así como el interior de la iglesia.
Tras ello, la mayordomía recoge a la Virgen Peregrina, y se lleva precisamente en peregrinación a San Juan Zitácuaro, a la casa de la organizadora de la fiesta, como este año 2018, de la señora Teresa Sánchez.
Para el último día de agosto, a la vez que se baja a su lugar a la Virgen de los Remedios al lugar ya arreglado, mientras que en San Juan Zitácuaro se hace una misa alrededor de las 15 horas, una hora después la trasladan a la ciudad de Zitácuaro, y cargan la virgen en lo que llaman garrochas adornadas con flores y los cirios los cargan en petates, acompañados de una banda de viento.
La Virgen de los Remedios es bajada del altar mayor del santuario, y se le pone a la derecha un poco fuera del altar, en un lugar profusamente adornada con flores y luces, y la celebración inicia con las tradicionales Mañanitas por parte de los fieles el día primero.
Enfrente está un conjunto de cirios, que están encendidos, y la Virgen preside las misas concelebradas que se hacen al respecto, a veces encabezada por el propio arzobispo de Michoacán, como en su tiempo lo hizo el ahora cardenal Alberto Suárez Inda, o altos prelados del arzobispado, aunque la de las 10 de la mañana se hace la misa de los Mayordomos.
Por la noche, se realiza una kermese afuera de la iglesia sobre la calle Morelos, así como la quema de un tradicional castillo.
Ya para el día 2 de septiembre la Virgen de Los Remedios se sube a su nicho permanente en el altar, mientras que los mayordomos recogen cirios, flores, gusanos, así como los adornos de las entradas, y finalmente la encargada de la fiesta, Teresa Sánchez, invita a un convivio en su domicilio de San Juan Zitácuaro, a donde acuden vecinos de su comunidad como de la propia ciudad de Zitácuaro.
Nos hicieron saber que la mayordomía trabaja en las 8 principales fiestas que tiene el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, como son el 2 de Febrero, en que se festeja a la Virgen de los Remedios; el 5 de Febrero a San Felipe de Jesús, primer santo mexicano y una misa de desagravio, ya que en una ocasión fue robada la corona de la virgen.
La fiesta de Corpus Christie, que es movible en Junio y el 24 del mismo mes San Juan Bautista; la del 15 de Agosto en honor a la Virgen de la Asunción; 1 de Septiembre Virgen de Los Remedios, 21 de Noviembre, en que se celebra el aniversario de la coronación de la Virgen de Los Remedios y la del 8 de Noviembre, día de la Inmaculada Concepción, además de la celebración nacional del 12 de Diciembre en honor de la Virgen de Guadalupe.
Las encargadas de las diversas celebraciones, como mayordomos, así como quienes realizan las vestimentas, consideran un alto honor que se les conceda hacer cada una de estas tareas, y todos los gastos corren por su cuenta, además que encuentran la solidaridad y caridad de varias personas, con lo que así la mayordomía en Zitácuaro es tanto citadina como en el medio rural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *