La Monarca estará más de 100 días en bosques michoacanos

La Monarca estará más de 100 días en bosques michoacanos

-Abrieron sus puertas al público tres santuarios en el oriente, El Rosario, Sierra Chincua y Senguio.

-El Cerro Pelón, tuvo una colonia de millones de Monarcas en 1975.

H. Zitácuaro, Mich. – Desde hace varias semanas los bosques michoacanos le dieron la bienvenida a la Mariposa Monarca, tras un recorrido de 4 mil kilómetros desde Canadá y Estados Unidos, donde se reproduce, hasta los bosques del centro de México, donde hibernan.

Cada año, millones de Mariposas Monarca hibernan en los bosques templados, establecidos en el Estado de México y Michoacán. Mismos que conforman la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, creada para proteger los fenómenos de migración e hibernación.

Los santuarios de la Monarca, están considerados entre las cuatro bellezas naturales reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Actualmente están abiertos al público tres santuarios en el oriente de Michoacán: El Rosario, Sierra Chincua y Senguio.

Siendo el santuario El Rosario considerado el más grande y el más visitado, dentro de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca.

Se ha detectado la posibilidad de que en la presente temporada invernal arribe un mayor número de mariposas, lo que representa expectativas positivas. Además, se espera la llegada de turistas, tanto de México como del extranjero, que vienen convivir con este lepidóptero, que realiza una increíble travesía.

UN GRAN DESCUBRIMIENTO

Fred Urquhart, zoólogo canadiense, conservó la calma a lo largo 40 años para descubrir a dónde iban las Mariposas Monarca durante el invierno.

El científico veía que éstas desaparecían en septiembre de los campos canadienses, pero desconocía su paradero.

Se encargó de crear un sistema de etiquetación de mariposas y conformó una red de voluntarios en Canadá y Estados Unidos que le ayudaron a localizar Monarcas que él había etiquetado.  

Así fue revelando el misterio: descubrió que las mariposas no vuelan de noche y que pueden desplazarse hasta 130 kilómetros por día.

Se dio cuenta que las Monarca migratorias son aquellas que nacen a final del verano. En la década de 1960, una pista estimuló aún más su curiosidad: una mariposa etiquetada en su jardín de Toronto fue hallada en el estado de San Luis Potosí, en México.

En 1972, escribió a periódicos en México pidiendo voluntarios que reportaran haber visto Monarcas.

Al llamado respondió el norteamericano Ken Brugger, junto con su esposa mexicana Catalina. La pareja se lanzó en motocicleta a la búsqueda de mariposas en áreas donde hubiesen sido reportadas.

El 9 de enero de 1975, localizaron una colonia de millones en el Cerro Pelón, ubicado entre los límites de Michoacán y Estado de México.

Un año después, Urquhart viajó con su esposa Norah a los sitios de hibernación. El misterio había sido revelado después de décadas de trabajo e investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *