Le pidieron 61 mil pesos para que no fuera clausurado el bar “La Chiripa”

Zitácuaro, Mich., a 06 de mayo del 2017.- Al propietario del bar “La Chiripa”, que se localiza entre las calles de Zaragoza y 5 de mayo, tres inspectores le solicitaron la cantidad de 61 mil pesos, por un adeudo de cuatro años y medio. Luego los empleados lo enviaron con el Director de Ingresos Municipales, pero éste abandonó sus oficinas. Finalmente el bar en mención fue clausurado.

En pasados días, 15 minutos antes de las tres de la tarde, arribaron al bar “La Chiripa” tres inspectores, quienes se identificaron como empleados de la Dirección de Ingresos Públicos Municipales, a quienes el dueño de la negociación, Pedro Luis Carranza García, preguntó el motivo de su presencia, a lo cual le contestaron lo siguiente: “Venimos a cerrar su negocio, nos mandan de la Dirección de Ingresos Municipales a sellarle su negocio”. Después de dialogar brevemente, le explican que fuera hablar con el Director de Ingresos Públicos Municipales.

Pedro Carranza acudió con su contador y su asesor contable les informó que estaban al corriente en la licencia municipal, después no supieron que contestar y uno de los empleados retomó el asunto y le dijo al propietario que fuera a platicar con el Director de Ingresos.

El ciudadano afectado acudió a la oficina del funcionario, en horario de trabajo, luego el titular de ingresos fue visto por Carranza cuando el servidor público corría por el otro lado de su oficina para ausentarse. Inclusive, sus cajeros también lo observaron y les dio pena contestar. “En pocas palabras se peló”, explicó el administrador del bar.

Después de permanecer por algún tiempo en las oficinas de la presidencia, los inspectores indicaron que había estado en “desacato” por el tiempo de espera, ya que Carranza también tuvo que acudir a tesorería para intentar arreglar el asunto, pero fue en vano.

El lunes, antes del mediodía, Carranza García acudió a entrevistarse con el titular de ingresos y al charlar, éste le expuso: “¿Qué quieres hacer? debes tanto ¿Cuánto me ofreces?”. “Se me ofreció como si fuera una prostituta”, reiteró el propietario del bar.

“No se vale, honestamente, dame algo, un espacio en que saber cuánto te debo, no tienes más que un papelito, me dicen que son 61 mil 778 pesos, le pregunté ¿de qué?, me dice: “Es que debes, aparte de lo de nosotros, otros cuatro años del contador Juan Carlos”, le dije yo a Juan Carlos le debo eso, no hay ningún problema, pero a ti ¿por qué te debo tanto?”, subrayó.

Pedro Luis le insistió en que preferiría dejar su licencia de bebidas alcohólicas y que la cambiaría por una de alimentos, para poder trabajar y poder solventar los gastos de dos hijos que estudian en la ciudad de Toluca.

“Este negocio tiene 60 años, no era mío, era de mi señor padre. Él lo fundó, me extraña lo que esta pasando a nivel municipal. Yo pienso que esto le va a pegar mucho al señor gobernador, Silvano Aureoles, porque en lugar de ayudar a crear nuevos empleos, realmente está cerrando empleos. Que mala onda, porque definitivamente creo que nuestras autoridades están actuando de forma muy negativa”, anotó.

Carranza García indicó que, “si uno actuara legalmente, pienso que hasta los metería a la cárcel, porque no están sustentados con ese permiso para cerrar un negocio. Aparte de eso hicieron uso de la fuerza pública, venían como 15 policías, yo jamás me negué a que me cerraran mi negocio, les dije ustedes sigan con el procedimiento”.

“Aquí tengo 60 años de trabajo, en el cual nunca he faltado a mis obligaciones. Ahora ellos tienen año y medio trabajando como autoridades y me quieren cobrar 61 mil 778 pesos. Ellos hicieron una Ley Municipal, que todavía no nos la entregan, que no sabemos cómo defendernos y ahora me dijo él, así tajante, hazle como quieras. El titular de ingresos se ha portado déspota y negligente”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *