Llegan a Zitácuaro los tradicionales nacimientos navideños

-Comerciantes ofertan sus productos en una de las calles del Jardín Constitución, ubicado entre Benedicto López y Melchor Ocampo.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Cada día está más cerca la navidad, época en cual las familias zitacuarenses acostumbran a adornar sus casas, tanto en su interior como exterior. Tiempo en el que se coloca el tradicional árbol navideño, decorado con luces blancas o de colores, así mismo son arreglados con esferas y otros accesorios. 

Hay quienes además les ponen dulces y en la parte superior del árbol una estrella luminosa. Se le llama la estrella deBelén, que fue, según la tradición cristiana, el astro que guióa los Reyes Magos al lugar del nacimiento de Jesucristo.

El también llamado pesebre es una parte muy importante en México, para ello se ponen algunas figuras, ya sea de plástico o porcelana. Hoy en día existen muchos estilos de sets con diferentes tamaños, colores y formas, que representan a la virgen María, José, los pastores y los Reyes Magos contemplando a Jesús recién nacido.

A un costado del Jardín Constitución están los tradicionales vendedores de nacimientos hechos a base de madera, también los renos, musgo y heno para adornar.

Hay comerciantes que con anticipación han hecho una inversión y esperan recuperarla. Como es el caso de Santos Garduño Mondragón, quien se ha preparado desde hace un mes, vende musgo, heno y algunos renos. 

Tiene alrededor de 20 años ofertando sus productos navideños en el Jardín Constitución. Cuenta con 73 años de edad y todos los días se traslada desde la comunidad de Manzanillos para llegar a este espacio y ofertar sus productos.

Así como él hay otras familias que se ganan la vida en el comercio, para estar en condiciones de comprar su canasta básica.

Está también la señora María Sánchez, quien vende los tradicionales nacimientos o casitas. Ella tiene precios al alcance del bolsillo, los hay desde 120 pesos y otras de hasta los 350 pesos.

Explica que para hacer los nacimientos se requiere de mucho trabajo, dedicación y paciencia. Un arreglo implica hasta un mes de trabajo. Sin embargo, la gente desconoce la labor que ello implica y hay quienes no reconocen su trabajo, y les piden algún descuento.

Pero hay otros consumidores que sí aprecian sus productos y les compran sin repelar precios.

Aunque las ventas han estado bajas, esperan con el paso del tiempo vender la totalidad de sus productos. Estarán ahí hasta el próximo mes de diciembre. Posteriormente llegaránlos jugueteros a este espacio, donde los comerciantes buscan reactivar su economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: