Lluvias aumentan el riesgo de accidentes mortales

*El consumo de alcohol y exceso de velocidad siguen presentes en los reportes de accidentes.

H. Zitácuaro, Mich. – De manera frecuente, en temporada de lluvias, los conductores tienden a subestimar las precipitaciones pluviales, sin considerar que el factor climatológico juega un papel importante en un accidente, que puede traer consigo fatales consecuencias.

Al llegar un aguacero (lluvia torrencial) o una simple llovizna, algunos de los conductores o automovilistas no frenan su marcha cuando circulan en carretera y por ende no se dan cuenta de que las posibilidades de sufrir un accidente se incrementan de manera considerable.

Cuando cae la lluvia, que por lo regular es siempre de manera intempestiva o imprevista, muchos automovilistas continúan su camino, principalmente en carretera y la visibilidad disminuye.

En zonas boscosas y en esta temporada se presenta también la niebla, que consiste en nubes muy bajas, cerca o a nivel del suelo, lo que dificulta el camino del conductor.

Los accidentes fatales y las lluvias tienen cierta relación, con lo cual es mayor la probabilidad de ocurrir en carreteras que en zonas urbanas, ya que las velocidades son menores en las últimas.

Lo cierto es que, conducir un vehículo implica una responsabilidad, que al mismo tiempo puede representar un arma mortal. Esto no es exclusivo de los que no saben manejar,  también para aquellos que, en apariencia, saben conducir.

MEZCLA DEL ALCOHOL Y VOLANTE, MUCHAS HISTORIAS QUE CONTAR

 Hoy en día muchos jóvenes buscan la diversión en el volante; sin embargo, mezclan el alcohol, en muchas de las ocasiones hacen paradas en las tiendas o lugares donde hay venta de vino y cerveza.

La música se escucha en el auto y los adolescentes buscan, quizás, la aventura, el girar la llave y escuchar el rugido del motor. Sin saber que en un solo instante puede cambiar el rumbo de su vida y la de los demás.

Reportes a nivel local señalan que cuando alguien bebe de manera excesiva y utiliza el volante lo convierte en potencial asesino. Así lo demuestran los hechos fatales, cotidianos, que ocurren en nuestras calles o carreteras.

En una ocasión, un grupo de amigos fueron a parar a un “antro” pasadas las 10 de la noche, horas después abandonaron el lugar, habían consumido en exceso bebidas adulteradas, decidieron seguir la parranda en el vehículo y las consecuencias resultaron fatales.

MOTOCICLISTAS EBRIOS HAN TERMINADO EN REPORTE TRÁGICO

 De acuerdo al reporte de las corporaciones de auxilio los motociclistas que manejan en estado etílico aumentan las posibilidades de sufrir algún percance, algunos no sobrevivieron.

Hace precisamente un año, cuando la madrugada del pasado viernes 7 de septiembre de 2018, se registró un accidente sobre la avenida Revolución, a la altura de Mariano Matamoros, donde perdió la vida el conductor de una motocicleta.

Elementos de auxilio se trasladaron al lugar para brindar los primeros auxilios al lesionado, quien se encontraba inconsciente, minutos después fue trasladado al Hospital Regional y más tarde falleció, mientras recibía atención médica. El reporte de Bomberos indicó que el ahora occiso conducía su motocicleta a exceso de velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *