Lo creyeron muerto 20 años después regresó a casa

H. Zitácuaro, Mich. – Bulmaro González Jaimes, originario de esta ciudad, partió desde hace 20 años con el objetivo de cruzar la frontera de México y llegar a Estados Unidos. No obstante, al pasar el tiempo y perder contacto con sus familiares, ya lo consideraban muerto. Hace unos días regresó a su ciudad natal, en calidad de enfermo, traído por una ambulancia que tuvo que recorrer varios estados y cientos de kilómetros.

La familia había perdido todo contacto con Bulmaro, algunas personas les habían informado que González había fallecido y se quedaron con ese falso testimonio, sin haber corroborado el dato. Hoy la familia tiene sentimientos encontrados.

Bulmaro viajó hacia el país del norte con el fin de buscar mejores oportunidades de vida, pero al extraviar los números telefónicos de la familia y no tener recursos económicos para regresar a su ciudad de origen, nada se supo de su paradero, solamente dos décadas más tarde.

Sus padres y demás familia tuvieron información de que se encontraba trabajando “en el norte”, pero sólo se supo de él en el primer año. Más tarde había rumores de que estaba en la cárcel. Al paso de los años algún conocido comentó que Bulmaro había fallecido, pero la noticia no había sido confirmada.

Recientemente, entre el 14 y 18 de noviembre, del presente año, los consanguíneos supieron que Bulmaro había tenido un accidente de tránsito en un estado fronterizo de México y que se encontraba en estado de coma.

Una unidad de servicios médicos lo trasladó a un hospital y una vez que González Jaimes comenzó a reaccionar fue cuestionado si tenía algún familiar, para que estuviera a su cuidado.

El personal del hospital subió una foto de su aspecto físico, en el que se aprecia que está conectado con tubos de oxígeno y suero, recostado en una cama, mientras que a su lado se observan aparatos para registrar pulsaciones del corazón.

El percance que sufrió se debió a que, al bajar de un camión, pasó en ese momento un automóvil, el cual lo arroyó y al caer se pegó en la cabeza. Quedando en malas condiciones y que su estado de salud fuera considerado grave.

Durante el lapso de varias semanas se inició la búsqueda de parientes de Bulmaro a través de varias publicaciones en redes sociales, incluso una televisora de aquella entidad también colaboró de manera altruista para ese mismo objetivo.

En la actualidad su estado de salud es delicado, mientras que por ratos o lapsos de tiempo está consciente de que ha llegado a su ciudad de origen y en otros momentos piensa que vive en la franja fronteriza de México y Estados Unidos.

Se supo que Bulmaro González estuvo alrededor de 4 años trabajando en el estado de Georgia; sin embargo, había sido deportado y puesto a disposición de las autoridades migratorias, para más tarde vivir en un estado del norte del país.

Recientemente la familia le cuestionó a González el por qué no se había comunicado, a lo cual contestó que había extraviado los teléfonos. Ahora sus allegados se encuentran un tanto confusos por no saber durante tanto tiempo de él, a quien lo creían muerto. No obstante, su estado de salud es delicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *