Mal planeada remodelación de calles en Zitácuaro


-Además se pone en duda la calidad del material de construcción, puesto
que en tiempo de lluvias volverán a ser destruidas las que han sido
bacheadas.

H. Zitácuaro, Mich. – Las diferentes vialidades que se encuentran en remodelación, no han tenido
una planeación adecuada, por ello se han extendido los trabajos a lo largo de los últimos meses.
En algunas se está asfaltando, pero los trabajos no son funcionales, ni la calidad adecuada de los
materiales.
Lo anterior fue expresado por Salvador Alanís Boyzo, vecino de esta ciudad de Zitácuaro, quien
agregó que aquellas vialidades que están siendo rehabilitadas con asfalto, son de dudosa calidad
sus materiales. Indicó que no se está haciendo una labor de calidad, por lo que, en las próximas
lluvias, las mismas calles volverán a ser destruidas.
Advirtió que el presidente municipal debe rodearse de un equipo de colaboradores profesionales y
de asesores que sean expertos.
En lo que respecta a los trabajos de rehabilitación que se están haciendo en la calle de Ignacio
López Rayón, consideró que ya ha pasado mucho tiempo y no logran terminar.
Sostuvo que el arreglo de calles es un “mal necesario”, y al platicar con algunos ingenieros, le han
manifestado que prevalece una mala planeación y que los materiales no son de buena calidad.
En cuanto a la calles de González Ortega, en el tramo de Morelos norte y Benedicto López norte,
agregó que también ya lleva varios meses y los trabajos no han terminado.
Cuestionó que es lo que hace falta para avanzar en los trabajos. Si falta material o es el
presupuesto.
Hay varias calles que han sufrido muchas afectaciones físicas, las cuales han sido olvidadas en las
últimas administraciones.
Ahora que se están arreglando los baches, es necesario poner mayor atención, ya que el bacheo
que se está haciendo, se observa que no se está haciendo de calidad. Se pone un poco de
chapopote y un poco de material arriba. Cuando transcurren algunos días, los baches se vuelven a
destapar, expresó.

Relató que si la empresa encargada de la rehabilitación de calles no hace bien su labor, en
Zitácuaro habrá personas capacitadas para hacer su trabajo con mayor funcionalidad.
Por otro lado, reconoció que cuando se cierran las calles en Zitácuaro para hacer alguna obra, se
provoca un caos vial en varias zonas de la ciudad. Por ejemplo, la calle de Cuauhtémoc, que es de
doble sentido. Hay mucha circulación y cuando es jueves de tianguis el tráfico es lento. Sumado a
que las combis del servicio público van a “vuelta de rueda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: