Médico zitacuarense ofrece oportunidad de tratamiento para enfermos con osteomielitis

-Utilizando varios procedimientos quirúrgicos lograron curar a un paciente con 20 años de padecimiento.

-Destaca que la operación se realizó en el hospital regional de Tuzantla.

Zitácuaro, Mich.- Un médico zitacuarense logró lo que pudiera ser un descubrimiento para el mundo de la medicina, agrupando varias técnicas quirúrgicas, en compañía de un grupo de doctores, en el hospital regional comunitario de Tuzantla, operó a un paciente con 20 años padeciendo osteomielitis y hoy, a tres meses de distancia, la persona esta prácticamente curada, sin un síntoma de la infección.

José Avenamar Mora Zúñiga, es un médico de Zitácuaro, especialista en traumatología y ortopedia, egresado del Hospital de Alta Especialidad de la Unidad Médica México, en Lomas Verdes. En entrevista para “El Despertar”, compartió esta información que podría ser un rayo de esperanza para muchos pacientes que padecen esta enfermedad: el tratamiento de la osteomielitis mediante varias técnicas quirúrgicas.

Primeramente explicó lo que es la enfermedad: “La osteomielitis es un proceso infeccioso crónico de la medula ósea. Son infecciones de origen bacteriano, los cuales se pueden adquirir mediante vía hematógena o por inoculación directa  (fracturas o procesos quirúrgicos). Esta infección es de difícil erradicación, hay pacientes que son multitratados, que permanecen varios meses hospitalizados, con varios antibióticos por vía intravenosa, sin poder llegar a una solución”.

Existen algunas técnicas quirúrgicas, como una ventana ósea, lavados quirúrgicos, colocación de cemento intramedular, sin embargo los pacientes siempre llegan a un estadio final y el fracaso total, donde la única propuesta de tratamiento es la amputación de la extremidad. Eso provoca un impacto psicológico en el paciente.

El doctor, después de valorara un paciente del municipio de Tuzantla, realizó el tratamiento quirúrgico hace tres meses, en el hospital regional de Tuzantla. “Hice una agrupación de esas técnicas, 4 procedimientos para operar a un paciente con una osteomielitis de 20 años de evolución, con falla a múltiples tratamientos farmacológicos, como quirúrgicos. El paciente ya estaba valorado por todos los médicos que lo trataron en el Estado de México, la Ciudad de México y Morelia para amputación, pero tuvimos un acuerdo, él iba intentar este procedimiento, y actualmente tiene una buena evolución”.

El médico destacó que la operación se haya realizado en un hospital del sector público. “El procedimiento lo hicimos en un hospital de segundo nivel, colocamos injerto de peroné para cubrir ese defecto y aparte se le colocó un sustituto óseo, que viene de Francia y afortunadamente ya llegó a México. Que tiene la finalidad de hacer ostio-conducción”.

Cuestionado sobre su sentir, de poder realizar esta operación de manera exitosa, comentó que “lo tomo como un éxito por la historia del paciente, que tiene 20 años de evolución con la infección. Tocó puertas en varios hospitales y siempre se le hizo el mismo tratamiento: administración de fármacos por vía intravenosa, lavados quirúrgicos, pero sin ninguna respuesta. Tenía ligeras mejorías, pero a los días volvía a recaer. Inclusive algunos médicos creen que esta enfermedad no tiene cura, porque hay periodos asintomáticos y periodos donde se manifiesta nuevamente la enfermedad”.

“Actualmente el paciente esta en un periodo asintomático con cierre de las fistulas. Eso es una gratificación, ese sentido de humanidad que queda después de ayudar a una persona, más porque fue operado en un hospital del sector público; fue un reto, porque había dos escenarios: si fallaba se le amputaría el pie y si resultaba se curaría”, destacó el médico.

El galeno enfatizó que a raíz de este procedimiento hay una oportunidad para rescatar a los pacientes con esa infección. “Le pudiste transformar la vida a un paciente después de estar 20 años donde ya no se sentía aceptado por la gente. El objetivo era erradicar la infección y que el paciente volviera a tener una buena calidad de vida, lograr que esa extremidad funcione bien”.

Sin embargo, aceptó que no todo el crédito es de él, reconoció la enorme labor que realizaron sus compañeros del hospital. “No me acredito todo el resultado, fue un trabajo en conjunto con varios médicos, anestesiólogos, el paciente estuvo hospitalizado un mes y medio, fueron más de 16 horas en el quirófano. Fue un reto y cada quien hizo lo mejor, el éxito es para todos, mayormente para el paciente que hoy está feliz”.

Finalmente hizo un llamado para las personas que padecen osteomielitis: “Es una enfermedad que genera caos económico, psicológico, físico, mental para el paciente, pero siempre habrá una oportunidad antes de llegar a la amputación; claro, con el riesgo siempre latente de que no funcione, no es una garantía, pero si ellos están dispuestos a intentarlo, nosotros haremos todo lo posible para que resulte”.

El doctor José Avenamar Mora Zúñiga labora en el medio privado, en el Sanatorio Memorial y en el Sanatorio Mora, ambos de Zitácuaro y en el sector público en el hospital regional comunitario de Tuzantla.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *