Mejoran condiciones de área de barandillas en Zitácuaro, reconoce la CEDH

Zitácuaro, Mich., a 27 de marzo de 2017.- Teniendo el antecedente de que en el 2016 se registraron dos muertes en el área de barandillas por presuntos abusos policíacos, la recomendación hecha por la Comisión Estatal de Derechos Humanos ha tenido efectos y ahora se instalaron hasta 16 cámaras de vigilancia permanente y con un médico las 24 horas.

Lo anterior fue informado a este medio de comunicación por Octavio Peñaloza Chávez, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Zitácuaro, quien indicó que ya no se han tenido más quejas en el presente año, provenientes del área de barandillas.

Como las muertes ocurridas dentro de dicha área y que en una de ellas una persona falleció a causa de asfixia mecánica por bronco aspiración y otra más, donde al parecer le amarraron el cuello con una camisa y lo sujetaron a una reja para aparentar un suicidio.

La Visitaduría Regional, en coordinación con las Visitadurías en el estado, llevarán a cabo una visita a las barandillas. Dicha revisión obedece a un programa anual de supervisión a dichas áreas, por lo regular se realizan en mayo o en agosto, dependiendo del presupuesto y los planes de trabajo.

Peñaloza Chávez indicó que a raíz de las recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se ha modificado el área de barandillas, se instalaron 16 cámaras, las celdas ya no son totalmente obscuras, se derribaron las bardas y se pusieron barrotes; es decir, ya hay una vigilancia plena al interior de la celda.

Anteriormente había bardas y solo unas ventanas arriba, por lo que se dificultaba la visibilidad, para verificar el estado de las personas detenidas por faltas administrativas.

También se equipó con botiquín y además hay un médico disponible las 24 horas. Se han hecho algunos trabajos de remodelación, en cuanto al interior y exterior del área de barandillas. Todo ello con el objetivo de salvaguardar a las personas que se encuentran ahí.

Por otro lado Peñaloza Chávez indicó que el año pasado se captaron un total de 325 quejas, de las cuales 125 corresponden a abusos policíacos. Dichas quejas comprenden a la región conformada por 19 municipios. Los principales conceptos de violación son detenciones arbitrarias o ilegales, abuso de autoridad, lesiones, tratos degradantes.

En cuanto a la consigna de policías que arrebataron en el pasado reciente a ciudadanos confesiones para presuntamente inculparlos de algún delito, Peñaloza Chávez dijo que ahora con el nuevo sistema de justicia penal no tiene ninguna validez, cualquier persona puede auto incriminarse. La única declaración válida es la realizada ante un juez y en presencia de un defensor de la persona detenida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *