Mercados y supermercados los grandes distribuidores de plásticos

H. Zitácuaro, Mich. – Para disminuir el uso de plásticos, como unicel, popotes y bolsas, se deben generar nuevas leyes y concientizar a la población, afirmó el ambientalista Ignacio Sánchez Avilés.

Expresó que, aparentemente, las bolsas de plástico son inofensivas y las usamos todos los días, sin darnos cuenta de que son una amenaza para la salud del planeta. Reconoció que también el uso de bolsas de papel o de cartón representan un impacto negativo en el medio ambiente, ya que el papel proviene de una celulosa que se origina de los árboles. Explicó que se debe trabajar con respecto a temas educativos sobre el uso de estos objetos cotidianos y que se utilizan para transportar pequeñas cantidades.

Añadió que es importante que cada ciudadano, ya sea ama de casa, comerciante o profesionista, tiene que ser consciente de que deben traer su propia mochila, canasto o bolsa para transportar sus mercancías.

En la actualidad, las grandes empresas trasnacionales, como la cadena Walmart o Aurrera, es a donde llegan los consumidores a realizar sus compras. Al llegar a la caja les entregan hasta una bolsa por cada tres productos, lo que genera que haya muchas bolsas de plástico de un solo uso.

Al ir, por ejemplo, al área de verduras y legumbres, también el vendedor de esa área les entrega su mercancía en bolsas, lo cual va generando mucho material de este tipo, que luego son depositados en los camiones recolectores de basura.

Reiteró su propuesta de que en materia legislativa se deben crear leyes para que los ciudadanos y las empresas participen en campañas para dejar de usar progresivamente estos objetos, que dañan al medio ambiente. Recordó que hace algunas épocas las amas de casa llevaban sus canastas o bolsas para transportar sus productos de primera necesidad y después se dejaron de usar paulatinamente.

Indicó Sánchez Avilés que el ciudadano busca siempre la comodidad de que, a cualquier parte donde acude a realizar sus compras, siempre recibe una bolsa, que es básicamente de un solo uso.

Subrayó que el mismo gobierno, en sus tres niveles, y coordinado con las asociaciones no gubernamentales, también tienen que generar estrategias para educar a la gente y el planeta no sea tan contaminado.

Exhortó a la población a que cuando acuda a las tiendas departamentales o mercados, lleve el ama de casa o padre de familia su propia bolsa, ya que estos materiales plásticos no únicamente van a parar a los basureros, sino también a los ríos, lagos y mares. Para poner un ejemplo de la contaminación en México, señaló que los mexicanos consumimos 9 millones de botellas al día, de las cuales sólo el 37 por ciento se recicla, el resto no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *