Meses sin solución a las demandas de las comunidades indígenas

Bloquearon la carretera Zitácuaro – Morelia

Un día después, en reunión, dieron un plazo de 15 días para tener resultados

Zitácuaro, Mich., a 31 de mayo del 2017.- El pasado 19 de mayo se cumplieron cinco meses de que funcionarios federales y estatales firmaron un acuerdo con las comunidades indígenas del Oriente de Michoacán, con el objetivo de solucionar las demandas que los representantes de las comunidades han venido manifestando: La principal de ellas, obras de infraestructura para las distintas comunidades indígenas de la región. Sin embargo, el acuerdo fue incumplido y el pasado lunes 22 de mayo los inconformes bloquearon la carretera Zitacuaro-Morelia durante una hora, mientras que el día martes sostuvieron una reunión con Rafael Muñiz Cruz, delegado de la CDI en Michoacán, quien se comprometió a tener una mesa de trabajo con representantes del gobierno federal y estatal en un lapso máximo de 15 días. Los comuneros inconformes advirtieron que tomarán las carreteras, si no consiguen una solución favorable para sus comunidades.

El lunes 22, un grupo de campesinos, pertenecientes a varias comunidades indígenas del municipio, ante la falta de resultados por parte de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) a sus demandas, bloquearon por más de una hora la carretera a Morelia, a la altura de San Felipe de Los Alzati. Los inconformes demandaron la presencia de las autoridades federales y estatales, advirtiendo que no levantarían el bloqueo hasta que acudieran a dialogar con ellos.

Encabezados por Lázaro Gabriel González, Comisariado de Bienes Comunales de San Felipe de Los Alzati y Francisco Osvaldo García Vanegas, Comisariado de San Cristóbal, los manifestantes bloquearon la carretera atravesando una camioneta, lo que ocasionó molestia entre los automovilistas que circulaban por la zona; inclusive, una doctora bajó de su carro y solicitó a los policías que hicieran su trabajo, a lo que los elementos respondieron que no era cuestión de ellos, que era problema de los comuneros. Finalmente los inconformes permitieron el paso a la doctora y a otra persona que trasladaba a una persona enferma.

Ante esta situación al lugar se trasladaron el Secretario del Ayuntamiento y el Coordinador de la CDI en la región, a quienes los comuneros inconformes entregaron la minuta de acuerdos por la cual se encuentran molestos e informaron haber sido engañados por las autoridades. Dicha minuta fue signada el pasado 19 de diciembre y en la misma los diversos funcionarios que firman se comprometen a realizar las gestiones y canalizar los proyectos que los indígenas entregarían durante los primeros días del mes de enero, parte con la cual cumplieron los pobladores.

Además del cumplimiento de la minuta, los inconformes pidieron que se terminen los tramos carreteros que se encuentran inconclusos en la carretera que conduce al municipio de Ocampo y el tramo de la desviación a Ocurio hasta el Rincón de Curungueo, parte que incluye las curvas del gato. También se pidió la conclusión de obras en otras comunidades, como Zirahuato y Macutzio.

Luego de escuchar a los manifestantes inconformes, el Secretario del Ayuntamiento propuso que se retirara el bloqueo carretero y se firmara una minuta de acuerdos, esperando que se realizara la reunión que ya se tenía pactada para el día martes 23 de mayo con el delegado de la Secretaría de Gobernación federal, Hilario Martini Castillo y Rafael Muñiz Cruz, delegado de la CDI en Michoacán. Los comuneros aceptaron y después de una hora el bloqueo fue levantado.

El día martes, en las oficinas de la CDI, se reunieron alrededor de 50 personas, representantes de las comunidades indígenas; mientras que, por parte de las autoridades, se encontraba presente Rafael Muñiz Cruz, delegado de la CDI en Michoacán, Roberto Segura Becerra, coordinador de la CDI en el municipio y Carlos Hurtado Casado, Secretario del Ayuntamiento.

La reunión inició con la participación del delegado de la CDI en Michoacán, quien informó que del 2013 a la fecha se han ejercido 98.2 millones de pesos en infraestructura, proyectos productivos, excarcelación de presos, casa de la mujer indígena, proyectos de equidad de género, proyectos culturales, manejo de recursos naturales, apoyo a enfermos indígenas de tercer nivel, intérpretes y traductores.

“Para las comunidades indígenas del Oriente, este año el presupuesto es de 5.1 millones de pesos, para los programas antes mencionados, incluyendo apoyo a becas, 2 millones de pesos asignados al momento para infraestructura básica con 4 obras, una de agua potable para la localidad El Capulín y tres de electrificación en La Barranca, Los Escóbales y La Villita”.

Luego fue el turno de los inconformes, quienes manifestaron que únicamente son indígenas cuando a las dependencias les conviene. Argumentando que las comunidades indígenas del Oriente han sido respetuosas y han antepuesto el diálogo antes que la violencia, pero que la CDI no los ha apoyado en lo más mínimo.

Otro de los inconformes indicó que no quieren volver a conformar las guardias comunitarias como hace unos años, pero que de no recibir los apoyos por parte de los gobiernos, federal y estatal, tendrían que volver a hacerlo. Ejemplo de la falta de compromiso de la autoridad es la comunidad de Zirahuato, donde la gente decidió iniciar la construcción de un pozo con sus propios recursos, pues tenían años solicitando la obra a los gobiernos y nunca hubo una respuesta.

“En Zirahuato nomás falta echarle azúcar al agua para hacer chocolate”, expresó un habitante de esa comunidad. Fue por ese motivo que se inició con la construcción del pozo, para captar agua y evitar que la gente siga consumiendo agua contaminada.

El representante de la comunidad indígena de San Matías, perteneciente al municipio de Hidalgo, expuso que no hay dinero para las comunidades, “porque ustedes se lo han robado”. Indicó que en Ciudad Hidalgo la gente decidió darle el voto al PRD, “pero estamos peor, la gente de San Matías ya esta hasta la fregada del Presidente”.

Por su parte, el representante de Curungueo expresó que es una vergüenza en las condiciones en las que se encuentran los caminos en Zitácuaro, indicando que los habitantes de las comunidades “ya están hartos y cansados, pedimos soluciones, de lo contrario tomaremos otras medidas; en Curungueo hay 6 mil gentes dispuestas hasta a enfrentarse a la Policía, si es necesario”.

“En Curungueo la gente ya no se quiere morir porque el panteón esta saturado; es ahí donde se requieren obras que beneficien a toda una comunidad, no como el caso del ejido del Rosario que recibe apoyos de varias dependencias federales y estatales», coincidieron varios de los inconformes, quienes preguntaron al delegado si para ser escuchados debían actuar como Homero Gómez, quien lleva gente a Morelia para manifestarse y de inmediato le liberan los recursos.

Antes de concluir, nuevamente los comuneros solicitaron la renuncia del Coordinador Roberto Segura, “si el compañero Roberto no da resultados pedimos su renuncia, porque ustedes son nuestros empleados”.

Finalmente la reunión concluyó con el compromiso, por parte del Delegado de la CDI en Michoacán, Rafael Muñiz Cruz, para realizar en un plazo no mayor a 15 días una reunión en el municipio con diferentes delegados federales y secretarios estatales, para buscar solucionar el conflicto. De lo contrario, los comuneros comentaron que tomarán carreteras, esta vez en todo el Oriente de Michoacán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: