Ministerio Público pretendía despojarlo de 50 mil pesos

H. Zitácuaro, Mich. – Agente del Ministerio Público y elementos de la Fiscalía Regional de Justicia pretendían despojar a ciudadano de la cantidad de 50 mil pesos, a cambio de entregarle su motocicleta. Mientras que su esposa tuvo que entregar 8 mil pesos, para obtener la libertad de su conyugue. Sobre estos hechos existe una denuncia penal presentada en la Fiscalía de Justicia, cuyo número de expediente es el ZIT/112/01573/2020.

El vecino de esta ciudad, de oficio comerciante, con 37 años de edad y casado, presentó la denuncia en contra de Gustavo Islas Ortiz y quién resulte responsable por los delitos de extorsión, abuso de autoridad, daño en las cosas y los que resulten.

En el capítulo de hechos, expresó el denunciante que el día martes 22 de septiembre de 2020, fue detenido alrededor de las 13:00 horas, cuando circulaba a bordo de su cuatri moto, marca Honda, modelo Trx500, 2005, color verde, sobre la carretera, desconociéndose a que altura.

Un retén de la Policía Michoacán le marcó el alto, procediendo a detener la marcha de su unidad. A lo cual, el afectado solicitó que se identificaran los agentes, pero sólo uno de ellos dio su nombre, quien dijo llamarse Cristian, observando que el número de patrulla es la 207668. Se lo llevaron en calidad de detenido a la Fiscalía, eran 6 elementos de la corporación y accedió su traslado por temor a represalias.

Indicó que no portaba la placa de la moto, estando consciente de que no ameritaba algún delito, sino que corresponde a una falta administrativa. Así que llegó a las instalaciones de la Fiscalía Regional de Justicia alrededor de las 14:30 horas; posteriormente, como a las 15:30 horas, fue puesto a disposición del licenciado Gustavo Islas Ortiz.

Más tarde su esposa entregó la cantidad de 8 mil pesos para que su esposo fuera puesto en libertad, quedándose únicamente la moto a resguardo.

El agente del Ministerio Público pidió además la cantidad de 50 mil pesos, la afectada respondió que era mucho dinero. Alegando el funcionario Islas Ortiz que la moto valía más que esa cantidad y que “si juntaba rápido el dinero se las entregaría sin problema alguno”.

En la denuncia el afectado manifestó que su moto no es robada, tampoco remarcada, como lo manifestó el Ministerio Público; por lo que, consideró, que esta acción obedece a que pretendieron infundirle miedo.

Ademán, en su estancia en la Fiscalía, se acercaron dos o tres elementos de esa institución para solicitarle dinero a cambio de obtener su libertad y de entregarle también su unidad. “Que ya diera el dinero para que me dejaran en libertad y me entregaran mi vehículo, que ellos se encargaban de ponerse de acuerdo con el Ministerio Público, para que no hubiera problemas”, argumentó el afectado en la querella.

El denunciante indicó que al transcurrir 7 días se vio afectado en su trabajo, ya que su vehículo le servía para realizar inspecciones en su fuente laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *