Motos “sardina” circulan con menores de edad y sin casco

H. Zitácuaro, Mich. – Las motocicletas se ha convertido en uno de los transportes que más se utilizan por los vecinos de este municipio. Pero no todos los conductores atienden las medidas preventivas y de seguridad, como la portación de casco.

La gran mayoría de las motos han servido como herramienta de transporte, la misma es utilizada para trasladarse desde varios puntos de la ciudad con diferentes fines. Desde llevar a los hijos a sus centros escolares, para trasladarse los padres a sus fuentes de trabajo, para salir de compras, entre otros.

Hay personas que, al no tener acceso a un trabajo formal, han encontrado un auto empleo, al realizar diferentes servicios, como la entrega de comida y de esta manera tener una fuente de ingresos. En la actualidad, hay quienes hacen sus ventas vía internet, a través de llamadas telefónicas y luego visitan a sus clientes transportándose en su motocicleta.

Se puede apreciar que más gente se incorpora a las filas del motociclismo y esto se debe a la accesibilidad que existe en la adquisición de estos vehículos. Hay quienes pueden encontrar una oferta en el mercado y comprar una motoneta a un precio no muy caro, de 10 a 15 mil pesos, y hasta a plazos, si se encuentra una oportunidad con algún conocido o familiar.

Pero poca atención se presta a las medidas de seguridad, por lo que es urgente emprender campañas a favor del uso de casco, ya que no usarlo podría provocar lamentables sucesos, en caso de un accidente vial o de tránsito.

Tanto en la zona urbana, como en la rural de esta localidad, es recurrente ver motociclistas con toda la familia, por lo que el conductor en caso de algún imprevisto pone en riesgo a los demás acompañantes. Hay conductores que circulan con dos o tres personas más y exponen la integridad física de los pasajeros.

Algunos casos que más llaman la atención, son de aquellos padres conduciendo sus motos y llevan de acompañantes a su esposa y a sus hijos en brazos, que tienen sólo unos cuantos años o quizás meses de nacidos. Se ha visto también a oficiales de tránsito que únicamente ven pasar a familias completas transportarse en motos, pero que nada hacen por siquiera llamarles la atención.

En una breve encuesta realizada en las redes sociales, se preguntó si se considera que las autoridades competentes son corresponsables de los accidentes de motociclistas, al no aplicar los reglamentos, a lo cual el 68% respondió que sí y el 32% que no.

Lo cierto es que todavía falta mayor conciencia de parte de los usuarios de este transporte, que también aporta varias ventajas, entre ellas el costo del combustible, llegar más pronto al destino cuando hay embotellamientos, por mencionar algunos ejemplos.

En la bitácora de los cuerpos de auxilio es común conocer los accidentes ocurridos en esta ciudad, más cuando se trata de choques entre vehículos y motociclistas, donde en ocasiones los choferes huyen a toda prisa y evaden su responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *