No hay dinero, pero el Ayuntamiento renta oficinas para sus dependencias

Zitácuaro. – Bajo el argumento de que se detonaría la economía del municipio en varias zonas, el gobierno municipal anunció, a finales del año pasado, que varias de dependencias cambiarían su domicilio. Lo que, según informó el entonces presidente Carlos Herrera Tello, traería grandes benéficos a la ciudad.

Bajo un contexto que no se entendió muy bien y que dio la impresión de tratarse más de un capricho personal, que buscar el beneficio para la población, al menos cinco dependencias se movieron del centro de la ciudad, donde no pagaban renta. En septiembre, del 2018, el ahora Secretario de Gobierno y ex presidente municipal, Carlos Herrera Tello, anunciaba que varias oficinas del gobierno municipal serían descentralizadas, con la intención de mejorar la vialidad y la economía del municipio.

En ese entonces se dio a conocer que las Direcciones (ahora Secretarías) de Desarrollo Rural, Obras Públicas, Servicios Públicos municipales y Sapas, cambiarían su domicilio. Tres de ellas estaban dentro del ayuntamiento, mientras que el organismo operador de agua despacha desde la calle Leandro Valle y recientemente el alcalde sustituto, Hugo Hernández Suarez, comunicó que ahora las oficinas centrales estarían en el FOVISSSTE.

Finalmente, así se hizo, las tres Direcciones o Secretarías que por años estuvieron en la presidencia cambiaron su atención al público a un edificio ubicado en el libramiento Francisco J. Mújica, donde también se encuentran las oficinas del Registro Civil. A este cambio se unió el archivo municipal, cuyo espacio se ve prácticamente vacío.

En un recorrido por el lugar se aprecian las oficinas abandonadas, algunas son utilizadas como bodegas, otras no se saben que contienen dentro; ya que las ventanas están tapadas, pero los espacios se encuentran vacíos y sin utilidad. No obstante, el tráfico no disminuyó en el centro de la ciudad, tal y como lo había asegurado Herrera Tello, la economía tampoco mejoró.

El gobierno municipal ha declarado en varias ocasiones la falta de dinero; sin embargo, paga rentas que son altas, dado el espacio que alberga a estas dependencias. Pero otra oficina que depende del ayuntamiento y que tampoco se libró de ser removida, fue la de Relaciones Exteriores, la cual se ubica en un edificio nuevo, en el primer cuadro de la ciudad y del que tampoco se ha dicho cuanto pagan de renta.

Y es que, no se entiende la manera de hacer las cosas por parte del ayuntamiento, ya que dice no tener dinero para atender necesidades propias del municipio, pero si beneficia a particulares con el pago de rentas, lo que en su momento se dijo, de descentralizar el tráfico e impulsar la economía en otras zonas, no fue más que una falacia, ya que la población sigue realizando sus compras y actividades financieras en el centro de la ciudad.

Por lo tanto, la congestión vehicular no es cuestión de cambiar dependencias para gastar dinero en pago de rentas, sino de un estudio que demuestre cual es el verdadero problema del congestionamiento vial, que todos saben es el transporte público que pasa por el centro, ya que prácticamente todas las rutas circulan por ahí.

Es así que, para los ciudadanos, esto ha generado más un problema que una solución o beneficio; ya que, ahora hay que pagar combis para trasladarse a cualquiera de estas oficinas. Que, por cierto, no son muy concurridas por la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *