No hay libre tránsito para personas con “mala apariencia”

Zitácuaro, Mich.- Elementos de la Policía Michoacán, de manera ordinaria, detienen a su paso a personas que aparentemente viven en la mendicidad y que tal vez piensan que por su aspecto humilde y de pobreza puedan ser para ellos presuntos ladrones, drogadictos o alcohólicos y los resguardan en barandillas, desconociendo el por qué la corporación policíaca y sus uniformados actúan de esa manera.

“El Despertar” ha observado desde hace varias semanas que personas que caminan por las calles o incluso se encuentran en espacios públicos, como jardines, son abordados por los agentes policíacos, los cuestionan, les piden identificarse, además les hurgan sus pertenencias personales, incluso les abren sus mochilas y hasta les revisan sus billeteras.

Este medio ha podido dar testimonio de que algunos ciudadanos, que caminan a plena luz del día, son parados por los policías municipales, quienes detienen sus patrullas a media calle, en ocasiones obstruyendo el tráfico.

Pero seleccionan a aquellos ciudadanos que se visten de manera muy humilde y sencilla, los policías consideran que son posibles delincuentes. A algunos los dejan libres y a otros los suben a la patrulla, ignorando el destino o paradero de los presuntos infractores.

La semana pasada, por la calle de Andrés Landa y Piña sur, esquina con Sixto Verduzco, policías detuvieron el paso de una persona del sexo masculino, de unos 30 años aproximadamente, los agentes le estaban revisando sus pertenencias personales, mientras uno de ellos abría su cartera, en el preciso momento en que este reportero observaba y pasaba por el lugar. Eran aproximadamente la 1 de la tarde.

El día miércoles, 2 de enero, alrededor de las 11 de la mañana, en el entronque de las calles de Cuauhtémoc poniente y Manuel Doblado norte, una patrulla y elementos a bordo descendieron de su unidad para detener a una persona del sexo masculino. El sujeto traía una mochila, a la cual la revisaban detenidamente. Este sujeto también tenía el aspecto de una persona que posiblemente se dirigía a su trabajo, pero para los policías posiblemente se trataba de un supuesto infractor.

Este jueves, 3 de enero, aproximadamente a las 2:30 de la tarde, en la calle de Ignacio Zaragoza poniente, casi esquina con 5 de mayo, a unos pasos de la gasolinera del centro, se encontraban varios elementos de seguridad pública interrogando a una persona.

Posteriormente este medio informativo pudo ver que arriba de la unidad se encontraba una persona esposada, que aparentaba tener unos 28 años de edad. De aspecto humilde y en cierta manera su aspecto físico estaba un tanto descuidado.

El reportero tomó un par de fotografías desde cierta distancia, los policías se dieron cuenta y se voltearon. Posteriormente estuvieron algunos minutos con el detenido, luego charlaban entre ellos para posteriormente retirarse del lugar con el detenido a bordo.

Hace algunos meses una persona también había sido detenida por policías a la altura de la calle Benedicto López sur, sobre la base de taxis de Tuzantla y Benito Juárez. Había al menos tres elementos que tenían sobre la pared a una persona, mientras un policía revisaba todas las pertenencias del sujeto, el hecho ocurrió alrededor las 2 de la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *