Operativos contra vehículos sin verificar en la Zitácuaro-Toluca

H. Zitácuaro, Mich. – La carretera federal Zitácuaro-Toluca se encuentra plagada de retenes, por parte de policías federales y estatales. Los automovilistas son parados de manera permanente, para inspeccionar que las unidades hayan aprobado la verificación, así como documentación en regla de conductores.

Lo anterior ocurre de manera cotidiana en el vecino Estado de México, en el trayecto conocido como “La Hortaliza”, en los accesos y dentro de la ciudad de Toluca, donde los conductores que se trasladan hacia esa entidad son sometidos a operativos de revisión.

En estos retenes se hace una rigurosa revisión de documentos, además de que el vehículo haya sido aprobado en algún centro de verificación y en su caso, que el vehículo no tenga reporte de robo.

Esta información puede resultar valiosa para aquellos zitacuarenses que se trasladan de manera continua hacia el Estado de México, principalmente a la ciudad de Toluca, donde es frecuente ver a los agentes policíacos detener e infraccionar a los conductores que circulan hacia ese destino.

De acuerdo a lo observado en algunos de los viajes realizados por este medio informativo, para poder llegar a la ciudad de Toluca la policía implementó diversos “filtros” u operativos, con el objetivo de detectar unidades que no cuenten con el holograma correspondiente, debido al programa de contingencia ambiental.

También la carretera es vigilada por policías federales, quienes a bordo de sus unidades se encuentran siempre a la expectativa de cualquier anomalía que pueda ocurrir, en cuanto a percances viales.

Por otro lado, han sido observados que detienen a “diestra y siniestra” a choferes, para verificar que sus documentos estén en la legalidad y actualizados, o en su caso les advierten de las sanciones y los montos monetarios correspondientes. Para ello cuentan con un tabulador u hojas de registro de multas que traen en su bitácora, además de que traen algún dispositivo, como celular, donde aparecen vehículos con reporte de robo.

El pago de una sanción puede ser desde los 2 a 5 mil pesos, dependiendo la falta cometida o en su caso que el vehículo automotor no haya sido verificado, por lo que es importante saber que el costo por unidad verificada va desde los 350 a los 850 pesos, de acuerdo a la información obtenida en un verificentro de esta ciudad.

En lo que se refiere al costo de la licencia de conducir, tipo automovilista, la vigencia de dos años quedó en 926 pesos; mientras que la de chofer, la tarifa va de los mil 240 pesos. Las anteriores aplican en todo el estado de Michoacán.

Cabe resaltar que muchos conductores se ven “obligados” a dar una “mordida” al policía; sin embargo, muchos consideran más viable tener los documentos en orden, así como que la unidad esté apegada a la norma ambiental, para evitar sanciones o extorsiones de los agentes de tránsito, así como policías estatales o federales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: