EstatalesNota RojaTitularesZitácuaro

Padece Jungapeo fuerte crisis social, política, económica y administrativa

Por: Arturo Hernández Gutiérrez.

Jungapeo, Michoacán.- A más de tres meses de que en esta demarcación del oriente de Michoacán el edil de extracción perredista, Javier Hernández Rivera,  fuera apresado por presuntos delitos de secuestro y homicidio, el ambiente social, político, económico y administrativo es poco alentador y los problemas tienden a agravarse.

Aunque el alcalde sustituto, Manuel Colín Callejas, asegura que la suya será una gestión sin favoritismos, transparente y honesta, no son pocos los jungapenses que son pesimistas sobre el presente y el futuro inmediato.

Arropado por la corriente perredista Alternativa Democrática Nacional (ADN) al interior de la LXXIII Legislatura, el actual edil -antes Secretario del Ayuntamiento- prácticamente no ha realizado acciones de alto impacto social en el municipio y, a decir de algunos pobladores, se limita a administrar la profunda crisis que le heredó el hoy alcalde preso en el Cereso Hermanos López Rayón de Zitácuaro.

Los retos son de tal envergadura que Colín Callejas únicamente hilvana discursos de unidad y «sana distancia» con la anterior administración, posicionamientos que  -por cierto- no son del todo aceptados por otras agrupaciones políticas, toda vez que se cree que el actual edil «recibe línea» del grupo cercano al hoy funcionario vinculado a proceso por secuestro y homicidio de dos personas.

Hay que apuntar que ocho de cada diez habitantes de este municipio dependen de las actividades agrícolas y frutícolas y se esperaba que el gobierno de Hernández Rivera impulsara ese sector, golpeado durante varios años por una crisis internacional derivada de una drástica caída mundial de precios por cosechas récord de granos en potencias como Estados Unidos, Canadá y Europa.

Uno de los problemas mayores que heredó Hernández Rivera a Colín Callejas, es el de múltiples irregularidades cometidas en el manejo de recursos públicos, especialmente del ejercicio 2016 y en los fondos de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones del Distrito Federal (FORTAMUNDF), Fortalece y Fondo Regional.

En un paquete de documentos, de una extensión de alrededor de cien cuartillas tamaño carta, la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) desglosa decenas de irregularidades encontradas en unas 65 obras, presuntamente realizadas durante 2016 y bajo la gestión de Hernández Rivera.

Tras señalar como actores involucrados a siete funcionarios, encabezados por el entonces edil jungapense,  el órgano fiscalizador del Congreso de Michoacán destaca que, «no se presentaron los expedientes técnicos unitarios de las obras ejercidas durante el ejercicio fiscal 2016».

Para el punto del FISMDF, reporta el monto de 23 millones 953 mil 299 pesos; para el FORTAMUNDF una cifra de 215 mil pesos, y para Fortalece y Fondo Regional 2 millones 720 mil 467 pesos.

Las cantidades observadas son escandalosas, ya que Jungapeo ejerció  en 2016 una cifra de aproximadamente 83 millones de pesos, contra 87 millones de pesos en el actual periodo fiscal.

Llama la atención que hasta la fecha ni la ASM ni los integrantes del Poder Legislativo michoacano reparen en dicha situación, sobre todo porque en los documentos del órgano fiscalizador, que este medio tiene en su poder, se pone de relieve la carencia, sobre más de 60 obras, de documentación completa de la etapa de programación, planeación y prespuestación, ni la comprobación ni la justificación del gasto ejercido.

Ahí se detalla también lo siguiente:

-Programa Municipal de Mejoramiento a la Vivienda Rural

*No se entregó ninguna documentación

-Ampliación de Vivienda (Cuarto Adicional)

*No se entregó convenio, póliza y transferencia.

-Acondicionamiento, Balastreo y Cuneteo de Camino Tramo El Espinal-La Yerbabuena-Los Guayabos-Barbecho Colorado

*Cédula (sin firma), solicitud de apoyo (sin firma) y otros diez documentos más en la misma condición.

-Acondicionamiento, Balastreo, Cuneteo de Camino Tramo Puerto de Itziapo-El Arenal-La Parra-Los Sauces-Mesa de Gallo-Las Escobas-El Limón:

*Una quincena de documentos sin firma.

En iguales circunstancias está el rubro de pavimentación hidráulica de calles principales de la cabecera municipal.

Durante un  recorrido por la demarcación, pudo apreciarse a decenas de jóvenes sin ocupación alguna, amén de personas de tercera edad que todos los días deambulan por la plaza principal de este municipio con fuerte vocación agrícola.

Algunos personajes entrevistados, que pidieron no ser identificados, comentaron que ni Hernández Rivera ni Colín Callejas atendieron los principales problemas que aquejan a los jungapenses, en especial en el rubro agropecuario y de la fuerte necesidad de apoyar al sector para potencializar sus beneficios.

El edil preso y su sustituto nunca esbozaron tampoco plan alguno para realizar una reingeniería administrativa, emprender un programa de gestión de recursos federales y fortalecer vínculos con empresas nacionales  y extranjeras, para capitalizar al máximo las ventajas competitivas de los productores locales.

 

A pesar de que en los primeros días tras la detención y la vinculación a proceso de Hernández Rivera, algunas decenas de pobladores manifestaron su inconformidad con el hecho, ahora casi nadie quiere abordar el tema.

Se acepta que el hoy alcalde preso fue autoritario, poco transparente en su desempeño y que agravó problemas sociales, por gobernar para sí mismo, su familia y un pequeño grupo de amigos. No hubo continuidad, se añade, en proyectos cuya finalidad era fortalecer a los hombres del campo.

Bajo este contexto, aún no se sabe qué trato dará el gobierno del estado a la administración que ahora encabeza Colín Castillejas durante los próximos meses, sobre todo porque es apoyado por una de las corrientes del PRD que tiene cierto distanciamiento con la expresión Foro Nuevo Sol, donde el gobernador Silvano Aureoles Conejo y el diputado local Pascual Sigala tienen un liderazgo indiscutible.

Otra situación que pone de manifiesto el desorden administrativo que priva en Jungapeo, es la violación a la Ley Orgánica Municipal, por la no realización de sesiones de Cabildo como marca la norma.

Por más de tres meses no se realizaron trabajos en la materia, cuando legalmente deben hacerse dos plenarias ordinarias por mes y las extraordinarias que sean necesarias para desahogar puntos.

 

 EL DATO

-Javier Hernández Rivera fue detenido el 21 de junio de 2017

-El 3 de julio la Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJE) vinculó a proceso al alcalde de Jungapeo, cinco policías municipales y un civil, por secuestro y homicidio, de un padre y su hija.

-El juez da un plazo de dos meses para el cierre del proceso, etapa para que las partes aporten datos de prueba que tengan

-Marco Joel Vera Terrazas, abogado que radica en Zitácuaro,  considera que es un asunto delicado y, según el Código Penal, Hernández Rivera podría alcanzar una pena de 50 a 100 años de prisión.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *