Padres de familia piden destitución de director y maestros golpeadores

-El origen del problema en la secundaria tres: duplicidad de plazas.

Zitácuaro, Mich.- Padres de los alumnos de la Escuela Secundaria número tres, Rafael Ramírez Castañeda, exigen el cese inmediato del director y de los maestros que han causado conflictos en la institución. La cual está sin clases desde el pasado viernes, once de marzo, cuando se suscitó un enfrentamiento entre profesores.

El día lunes fueron citados miembros del comité de padres de familia, a quienes se les informó que sostendrían una reunión con el supervisor y el director de la institución. La cita era a las 8 de la mañana, pero el supervisor nunca llegó. Eran alrededor de 50 padres de familia, quienes solicitaban una explicación respecto a la suspensión de clases, lo cual perjudicaba a los alumnos, en especial a los de tercero.

En la institución, atrincherados se encontraban los maestros que acusados de haber golpeado a una docente. En cierto momento se suscitó una confrontación verbal entre padres de familia y profesores, los tutores pedían que el director diera la cara y una explicación sobre los acontecimientos del día viernes; no sucedió así, únicamente fueron gritos, burlas y señalamientos de ambos bandos.

Los padres de familia, al enterarse de la presencia del gobernador del estado en el municipio, decidieron trasladarse al hospital regional que ese día se inauguraría. Al llegar con cartulinas en las manos fueron abordados por el cuerpo de seguridad, quienes sin saber la problemática los despojaron de las pancartas, en las que expresaban su inconformidad y exigían solución.

Al finalizar el evento en el hospital regional, los padres de familia pudieron acercarse con el gobernador, quien comisionó a una persona para que el día martes se reuniera con los manifestantes. Ese mismo día (lunes), se concentraron por la tarde de nueva cuenta un centenar de padres de familia, para determinar las acciones a seguir el día martes.

En esa reunión una madre de familia pidió que se informara cual era el problema real, la causa por la cual se habían peleado los maestros, ya que muchos de los ahí presentes la desconocían. Una mujer tomó la palabra y explicó el origen de la disputa: “Esto inició porque la maestra de educación física solicitó a Morelia un recurso para que la institución tuviera otro maestro de educación física, mismo que fue enviado; sin embargo, al llegar a la institución esa nueva plaza, el director le dice a la maestra que ese recurso ya está en la institución desde hace tres años. Situación que genera desconcierto, no solo en la maestra, también en los padres de familia. En ese asunto está involucrada una regidora del ayuntamiento, ya que su hermano es el maestro que apoya el director para que se quede con las horas de educación física, que la maestra que fue golpeada solicitó a Morelia”.

Luego de escuchar esto, la presidenta de la sociedad de padres de familia informó que ellos no están del lado de la maestra agredida, que los conflictos que los docentes tengan se resuelvan en las instancias legales y aprovechó para informar a los asistentes que no es un conflicto personal, como el director lo ha hecho ver. “El enojo de él es porque la mesa directiva no se sometió y le estamos pidiendo cuentas”, expresó.

Durante la reunión se acordó realizar un escrito que se le entregaría al enviado del gobernador, con las firmas de los padres de familia, en el cual solicitan la destitución inmediata del director y todo el personal que estuvo involucrado en la agresión a la maestra, “¿Cómo vamos a dejar a nuestros hijos con estos maestros? Si eso le hicieron a la maestra, lo mismo le pueden hacer a nuestros hijos”, mencionaron algunos padres de familia.

Para el día martes, ya con la presencia de Saúl Rodríguez Contreras, enviado del gobernador; el regidor de la comisión de educación, Agustín Flores García y del coordinador de educación municipal, Jakob Medina Mendoza; los padres de familia expusieron la problemática y entregaron el documento con las firmas. El representante del mandatario estatal dijo que ese mismo día el gobernador tendría conocimiento, así como la Secretaria de Educación en el Estado.

Las autoridades invitaron al diálogo a las partes involucradas, pero los padres de familia ya no querían diálogo, “exigimos soluciones, van más de tres meses con los problemas, hemos firmado acuerdos con el director y hasta la fecha no hay avance. La otra vez que nos citaron en sindicatura, únicamente se burlaron de nosotros”.

Finalmente el enviado del gobernador se retiró de la reunión con el documento, se pactó una reunión, pero no se dijo cuándo sería. La escuela permaneció sin clases durante toda la semana. Las próximas dos semanas son vacaciones y se espera que para el regreso a clases ya se hayan solucionado los conflictos.

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *