Podría colapsar Sistema Cutzamala

Ante niveles irregulares de agua de los últimos años.

Experto en medio ambiente respalda advertencia de ex funcionarios de Conagua.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Jaime Díaz Vázquez, es técnico forestal y experto en medio ambiente, advierte de un futuro colapso del sistema Cutzamala, debido a los niveles irregulares de agua en los últimos tiempos. Manifestó que dicha crisis hídrica no es un tema nuevo, que la advertencia ya la han lanzado ex funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Díaz Vázquez, actualmente atiende y asesora a núcleos agrarios en la región oriente, es coordinador de una organización que lleva por nombre “Silvicultores y Productores Agropecuarios Quetzalpapalotl”, Asociación Civil. Afirmó que en el oriente de Michoacán se tiene el privilegio de contar con agua para consumo humano y actividades agrícolas, a pesar de los obstáculos.

La región oriente forma parte de una cuenca muy importante en nuestro país, que es la Cuenca del Rio Cutzamala. En la misma se encuentra el Sistema Cutzamala, integrado por presas, canales, acueductos, plantas de bombeo, planta potabilizadora, entre otros. 

El Sistema Cutzamala abarca los bosques del poniente del Estado de México y el oriente de Michoacán. Forman parte de este programa la presa El Bosque y la presa Tuxpan. Las aguas se captan de los bosques de los municipios de Hidalgo, Tuxpan, Aporo, Angangueo, Ocampo y Zitácuaro. 

La presa El Bosque, construida en 1954, tenía como objetivo generar energía eléctrica. En 1994 el gobierno federal tomó la decisión de convertirla en presa para uso público y urbano. Esta presa tiene una capacidad de 202 hectómetros cúbicos. Un hectómetro es igual a un millón de metros cúbicos, por lo tanto, la capacidad de la presa es de 202 millones de metros cúbicos. 

Es uno de los principales proveedores de agua para la Ciudad de México, de 15 mil a 20 mil litros por segundo. Aseveró que la conservación de los bosques de la parte alta de la cuenca involucra a las comunidades, lo que hace posible que se sigan produciendo y enviando esas cantidades de agua a la capital del país.

Resaltó Díaz Vázquez que, hasta la fecha, no existe un mecanismo de retribución económica hacia los dueños que conservan esos bosques. Es decir, consumen, pero no aportan. La conservación cuesta, proteger los bosques de incendios forestales, de la tala ilegal, de las plagas, delcambio de uso del suelo. Son actividades que realizan los dueños de esos bosques, sin recibir nada a cambio de los consumidores de esa gran metrópoli.

Anotó que el agua es un elemento vital para los seres humanos; sencillamente, sin agua no se podría vivir. 

Recordó que nuestros antepasados, para decidir donde establecer sus asentamientos, era vivir cerca de fuentes de agua. 

Se tomaban medidas y ejercían acciones para cuidar y asegurar el abastecimiento del vital líquido, tanto para su consumo humano, como para actividades agrícolas o pesca, por citar ejemplos.

El agua es un recurso natural abundante en la naturaleza, cerca de las tres cuartas partes de la superficie de nuestro planeta están cubiertas por agua. Del agua existente en nuestro planeta, 97.5 por ciento es agua salada y solo el 2.5 por ciento es agua dulce, apta para las actividades humanas. 

Del agua disponible para uso de la población, se estima que un 70 por ciento se destina para la agricultura y solo 30 por ciento para el consumo humano. 

El agua es un recurso finito o limitado, por lo tanto, no crece su volumen. Sin embargo, día con día la población humana aumenta y con ello las necesidades de este vital líquido. Desde hace años hubo advertencias de que en el futuro el agua sería motivo de disputa, conflictos y hasta enfrentamientos entre comunidades y hasta entre naciones. 

“Creíamos que era tan abundante que nunca nos faltaría. Hoy es una realidad, los conflictos por el agua son noticias de todos los días, sobre todo en la época de estiaje”.

De acuerdo a Conagua, en 2022, mil 546 municipios, de los 2 mil 463 del país, enfrentaron una sequía de moderada a extrema. Muchos países del mundo están enfrentando graves problemas de sequía.  

Los recientes problemas de escasez de agua en el norte de nuestro país deben ser motivo de reflexión. Si la escasez de agua es un problema, también lo es la distribución: hay pocos que tienen mucha y muchos que tienen poca agua, puntualizó Díaz Vázquez.

Su número para brindar información y asesoría es 715 123 26 81.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: