Presentan queja contra instructor de la Secretaria de Seguridad Pública

-Policía denuncia maltrato e insultos.

Zitácuaro, Mich. Un elemento de la policía municipal presentó queja ante la Visitaduría Regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en contra de un instructor de la Secretaria de Seguridad Pública, luego que éste insultara y maltratara al policía.

La queja fue presentada el pasado 15 de junio, la cual quedó registrada con el número de queja ZIT/171/16. El quejoso es el elemento en activo Arturo Carlos Gómez Urrutia, quien sufrió insultos y maltratos por parte del instructor de nombre Carlos Reyes Sánchez, adscrito a la Secretaria de Seguridad Pública de Michoacán.

En su relatoría de hechos, Gómez Urrutia señala que se encontraba en su servicio, el cual es vigilar el Centro de Convenciones, cuando fue informado que debía presentarse a un curso en las instalaciones de la feria, solicitó un relevo y se dirigió a tomar el curso.

“Al pedir permiso para ingresar al acondicionamiento físico, brindé el saludo de respeto y me atendió el señor Carlos Reyes Sánchez, quien me dijo “A chingao ¿y quién eres?” Le respondí con mi nombre y le expliqué que era compañero de la corporación. Me contestó con risa sarcástica y burlona: “si llevamos tres días”. Respondiéndole que me acababan de notificar y dijo “haber que pinche desmadre traen aquí”.

Gómez Urrutia señala que se dio la vuelta para retirarse y comentó que ese era el desmadre que traían. El instructor lo encaró y le dijo “haber, haber cabrón, ¿quién te crees pendejo?” El policía le comentó que no lo tratara mal, “me pidió respeto y le dije que primero me respetara”.

Tras el incidente el policía se retiró del lugar para no confrontarse con el instructor, “lejos de ser instructor viene a querernos tratar como animales y a sobajarnos, por eso tenemos una mala imagen los policías”.

Cuando se retiraba el elemento de la policía municipal, el instructor comentó, “no se preocupen muchachos, esto es una mariconada de este cabrón”.  Además que denunció que no se quita la palabra cabrón de la boca y el lenguaje que utiliza el instructor deja mucho que desear.

Para finalizar el quejoso señala que el instructor trata mal a quienes acuden a tomar el curso y considera que no son los tratos dignos que cualquier persona en formación debe tener y menos los elementos de seguridad pública, porque está muy deteriorada la imagen de la corporación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: