Presentan queja contra maestra de primaria del FOVISSSTE en Zitácuaro

Una menor resultó con fractura de brazo y la maestra no le prestó atención

Zitácuaro, Mich., a 17 de febrero de 2017.- Continúan las quejas en contra de maestros de escuelas del municipio de Zitácuaro. En esta ocasión, la denunciada ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos es una maestra de la primaria Melchor Ocampo, que se ubica en el FOVISSSTE, luego de que una menor se fracturara el brazo y la maestra no le prestara la atención debida, ni tampoco avisara a su madre sobre el accidente ocurrido dentro del salón de clases.

En entrevista para El Despertar, Octavio Peñaloza Chávez, visitador auxiliar en Zitácuaro de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, reveló que inclusive la queja fue levantada dentro del Hospital Regional de Zitácuaro, donde la menor convalece, después de ser intervenida quirúrgicamente de emergencia, por la gravedad de la lesión.

“Se presentó una queja por parte de una madre de familia de la Escuela Primaria Melchor Ocampo turno matutino, ubicada en el FOVISSSTE. La queja se presenta en contra de la profesora del primer grado, grupo ‘A’, de nombre Rosalba; ya que una menor de edad sufrió un accidente escolar al interior del aula, al parecer por la forma como la maestra acomoda las bancas. La madre de familia refiere que la docente pone en círculo las bancas y los niños se tropiezan”. Los hechos se presentaron el día 3 de febrero.

La queja, de acuerdo al testimonio de la mamá, señala que la niña se tropezó con una banca y la profesora, en vez de levantarla, le dice “párate, no te pasó nada, te estás haciendo, camina a ver si quedaste bien”. La niña le dijo a la educadora que no se podía parar y esta ordenó a los demás alumnos que la levantaran, cuando los niños intentaron levantarla la niña les dijo que no, porque le dolía mucho su brazo.

El Visitador Auxiliar externó que la maestra fue omisa en brindarle ayuda en el momento, “cuando se puso de pie la niña, con la ayuda de sus compañeros, el brazo estaba en una posición deforme hacia arriba y a simple vista se notaba que tenía un hueso fracturado”.

Tanto el director de la escuela como la docente no le hablaron a la madre de familia, para que acudiera a recoger a su hija, fue hasta que otra hija de la señora, que estudia en la misma primaria, le realizó una llamada por cobrar, la madre contestó y su hija le avisa que su pequeña hermana había sufrido un accidente en la escuela.

Al llegar la madre de familia al plantel encontró a la niña sentada en el patio, con el brazo completamente deforme, trasladándola de inmediato al Hospital Regional de Zitácuaro, donde valoraron a la menor y diagnosticaron que sufrió una fractura que estuvo a centímetros de ser fractura expuesta, o sea, que a punto estuvo de salirse el hueso de la piel.

Peñaloza Chávez relató que la menor fue operada de emergencia, “se le instalaron clavos en su brazo. La mamá asistió a la escuela con el director y la maestra, pero no se quisieron hacerse cargo, comentando que fue un accidente escolar y que ellos no tenían ninguna responsabilidad; pero existe una omisión de la maestra, al no prestarle los primeros auxilios y no avisar de inmediato a la madre de lo ocurrido”.

Ante el incremento en el número de quejas por accidentes escolares, el Visitador Auxiliar solicitó a los maestros que pongan más atención en cuanto a los alumnos se refiere, “que tengan precaución, que identifiquen áreas de riesgo, que pongan señalamientos para evitar accidentes y en los lugares peligrosos no se les dé acceso a los niños, que dentro del salón no haya objetos peligrosos”. Además, pidió que las escuelas tengan los elementos necesarios en caso de que continúen los accidentes, como es un botiquín o tener a la mano la lista de teléfonos de los padres de familia y avisarles sobre lo que ocurra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *