Pretende ayuntamiento que propietaria de edificio “coopere” para reconstruir su propiedad

-Resultó afectada por los trabajos que realizan en la calle Degollado, esquina con Leandro Valle.

Zitácuaro, Mich.- El pasado martes, después de la fuerte lluvia que cayó en el municipio, tres locales comerciales que se ubican en la esquina de las calles Santos Degollado y Leandro Valle, sufrieron daños estructurales, debido a los trabajos de alumbrado público y redes subterráneas que realiza el ayuntamiento en la zona. Tras varios días sin recibir información la propietaria, durante una reunión con el Síndico Enrique Salvador Martínez del Rio, este le comunicó que ella debería cooperar con la mitad del recurso para reparar sus propiedades.

En entrevista para El Despertar, uno de los arrendatarios del lugar señaló que el derrumbe se registró el martes, poco después de las 5 de la tarde. “Se escuchó un tronido y adentro se cayó un pedazo de barda. Salí a ver que ocurría y afuera ya se veía en la barda la grieta”.

“Los trabajadores no nos decían nada, entonces decidimos sacar la mercancía, ante el peligro de que la propiedad se viniera abajo. En eso se volvió a escuchar un tronido y se hundió la tierra, fue hasta ese momento que los trabajadores nos ayudaron a sacar las cosas, antes solo se nos quedaban viendo”. Relató el arrendatario del local que resultó más afectado.

Por otra parte, en entrevista con la propietaria de los locales comerciales, externó que ese mismo día acudió personal de obras públicas y protección civil, quienes únicamente resguardaron la zona para evitar un mayor percance, informándole que asistiera al día siguiente a la presidencia para entrevistarse con el presidente municipal.

La dueña acudió a la presidencia, a las 9:30 de la mañana del día miércoles, pero no encontró a ningún funcionario que le pudiera dar respuesta a su problema. Tampoco los encargados de la obra hasta ese momento se habían acercado a ella.

Fue hasta el jueves, a medio día, que el Síndico Municipal, Salvador Martínez del Rio, se presentó en la zona de los locales afectados, ahí le “propuso” a la dueña que le arreglarían los locales sin demolerlos, únicamente los apuntalarían. Comentando que se trataba de construcciones ya “viejas”.

La propietaria no aceptó esa propuesta, fue entonces que el Síndico le ofreció que ella cooperara con la mitad de los recursos para reconstruirle los locales comerciales. Ahí terminó la conversación, pues no se logró un arreglo. La dueña de los locales consideró que antes de haber hecho cualquier trabajo los ingenieros debieron realizar un estudio de la zona y así evitar estos hundimientos.

De acuerdo a lo que comentaron los propios trabajadores, el hundimiento se debió a que la zanja que realizaron para instalar el cableado subterráneo  permaneció varios días abierta y por ahí el agua se empezó a filtrar a los locales, llevándose los cimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: