Prevalecen cantinas y bares, pero desaparecen bibliotecas

Prevalecen cantinas y bares, pero desaparecen bibliotecas

*Zitácuaro debería contar con al menos 4 espacios de consulta, sostiene bibliotecario.

H. Zitácuaro, Mich. – El titular de la biblioteca pública Melchor Ocampo, Gregorio García Torres, mostró su preocupación por que con el paso del tiempo se han establecido un número considerable de bares y cantinas por toda la ciudad, pero las bibliotecas han ido desapareciendo.

El bibliotecario, entrevistado por “El Despertar”, indicó que hizo una carta pública dirigida a los aspirantes a la alcaldía, haciendo notar la problemática que hay en los rubros de educación y cultura, entiéndase bibliotecas. García Torres resaltó que no es posible que haya más cantinas que bibliotecas, las cuales pueden ser herramientas importantes para la juventud y retirarla del ocio y la delincuencia.

Argumentó que hoy en día no hay lugares para el esparcimiento familiar, incluidos los jóvenes y niños, por lo que consideró que faltan más parques y bosques. Desde su perspectiva debería de haber 4 bibliotecas públicas en Zitácuaro, incluyendo la biblioteca virtual.

Sin embargo, las decisiones de los gobiernos han contrastado con las necesidades de una población que ve truncada su oportunidad, no solo en la investigación documental, también en su desarrollo personal, mediante el uso de libros. Una prueba, es que la biblioteca Francisco J. Múgica, desde el 19 de septiembre de 2016, fue retirada del Centro Comunitario de La Joya, para dar cumplimiento a una orden de SEDATU.

Otro caso, es lo que parecía el sueño dorado del gobierno municipal, con la construcción de la Biblioteca Virtual, misma que en su momento fue beneficiada con un proyecto etiquetado por la cámara de diputados, a través del Presupuesto de Egresos de la Federación, desde el 2014 al 2017.

Se ha convertido, en la actualidad, en el Centro Emprendedor, olvidando los propósitos para los que fue construido el edificio y, por si fuera poco, la Biblioteca Pública Regional Melchor Ocampo no ha recibido mantenimiento desde hace 25 años.

La biblioteca es la única, en el centro, que presta servicios a una comunidad de más de 170 mil habitantes, con un equipo de cómputo que ya no funciona, porque es obsoleto.

Expuso que no está en contra, ni tampoco está acusando a alguien, solamente puntualizando los hechos tal y como son.

Su carta refleja un acto de conciencia a los aspirantes a la presidencia municipal, que se den cuenta que la biblioteca es importante en la comunidad y que se tiene que rescatar, reacomodar, reinvertir.

“Tengo esperanzas, confió que de todos los candidatos tendrá que haber alguien con sentido común, que sopese la importancia de estas instituciones, en bien de la juventud y niñez, de que tanto se pregona, pero hay que demostrarlo en los hechos y mejorar lo que tenemos”, puntualizó García Torres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *