Probablemente todos tendremos contacto con el Coronavirus

H. Zitácuaro, Mich. – Francisco Álvarez Díaz, especialista en temas de salud, sostiene que probablemente todos vamos a tener contacto con el Coronavirus. El problema radica en que este virus no llegue a personas de la tercera edad o a personas enfermas, porque el inconveniente puede crecer y llegar a la muerte.

Explicó el médico que en casa hay familias con pacientes con diabetes, o con enfermedades crónicas, y esta enfermedad lo va hacer más susceptible. No sólo a contraer el virus, sino a desarrollar una enfermedad grave.

Desde el punto de vista humano esa persona contagiada puede ser madre, padre o hijo de familia, por ello hay que implementar en el núcleo familiar las medidas sanitarias, para evitar una mayor diseminación, de una persona a una familia y a la colectividad.

Esta es la historia natural de la pandemia, lo que se ha dicho a nivel nacional un caso importado, se va trasmitiendo el virus a un grupo muy cercano a esa persona ¿Hasta dónde llega el punto? Hasta no saber dónde se contagió el paciente, cuestionó Álvarez Diaz.

Ya no es la persona que viajó al extranjero, fueras de la ciudad, sino personas que no han salido de su localidad y en la actualidad se están contagiando del virus, por ello los números no coinciden con la realidad.

Indicó que todas las proyecciones que hacen los epidemiólogos son cálculos bien elaborados, pero el virus en una colectividad, de acuerdo a las costumbres de esa sociedad, se comporta de una manera diferentes en cuanto a la propagación.

Explicó el médico egresado de la Universidad Michoacana que, en una comunidad, si no hay mucho contacto interpersonal la dispersión será más lenta, pero tenemos una sociedad, como la nuestra, cuyo ingreso principal es el comercio, siendo lo esencial el intercambio de productos.

La aglomeración de personas es más grande, esto hace que el virus se trasmita más rápido, con lo cual el número se va acrecentando. Agregó que cuando llegaron los primeros casos no se hizo un control adecuado de los mismos y se fue expandiendo la enfermedad, al grado de que se ignora cuántos contagiados pueda haber en la ciudad o en el municipio.

Hay que hacer un diagnóstico, luego nos vamos a las tablas y las mismas hablan de los síntomas, los cuales arrojan una puntuación, para ver si el paciente recibe una atención en consultorio, para permanecer en su casa o si tiene síntomas de gravedad que requieran ir al hospital.

Precisó que cuando se está en un caso sospechoso, cuando la confirmación del mismo viene a través de la prueba de PSR; es decir, la toma de una muestra de las vías respiratorias del enfermo y detectar de alguna manera partículas virales del Coronavirus.

“En lo personal todos estamos inquietos, yo me puedo contagiar ¿Cómo me puede ir a mí clínicamente? No lo sé, a lo mejor se puede hacer un pronóstico de si tienes o no factores de riesgo, pero si llegas a casa y tienes un adulto mayor, le puede ir peor a la que está en casa, que ni siquiera salió, que en casa se va a contagiar, en casa se va a enfermar, y en el peor de los casos puede morir”, expresó.

Mencionó que se está aprendiendo mucho de esta contingencia, porque es una enfermedad nueva. Por ejemplo, hay pacientes que sobrevivieron y tienen anticuerpos en su plasma, y se le puedan transfundir a una persona muy enferma y sacarlo adelante.

No se sabe si una persona que fue portador asintomático, que contrajo el virus, va a quedar inmunizado, no se sabe a ciencia cierta, expuso.

No se sabe en que condiciones quede una persona que estuvo grave por coronavirus, cuáles serán las secuelas, tampoco se sabe en qué momento va a llegar la vacuna.

Un paciente que llega a la clínica, puede agravar su estado de salud, por insuficiencia respiratoria, coagulación intravascular y esto lo pondría al borde de la muerte, puntualizó Álvarez Diaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *