Promover la unidad y solidaridad en la sociedad

P. Agustín Celis
Nuestra sociedad lejos de fortalecer la unidad entre los ciudadanos, se ve más fraccionada
y dividida por la gran cantidad de corrientes de pensamiento ideológico. Como se dice
coloquialmente “cada cabeza es un mundo” y es muy cierto, ya que somos tan diferentes
y nuestras maneras de pensar siempre manifiestan esta multiplicidad de pensamientos y
gustos personales.
Aunque se nota esta multiplicidad de pensamiento, podemos decir que todo ello
enriquece a una colectividad, ya que nos da la oportunidad de ser creativos y de encontrar
varias respuestas a una misma situación en la comunidad. Esa multiplicidad de gustos
personales nos da la oportunidad de ser una sociedad en movimiento.
Somos una sociedad cambiante, en la cual sigue aflorando la necesidad de promover la
unidad y la solidaridad. Porque, aunque hay una gran diversidad de pensamiento, siempre
debemos estar unidos para obtener algunos logros sociales, que nos den la oportunidad
de seguir creciendo.
La unidad como valor, es algo muy importante en la sociedad, ya que ello también nos
ayuda a no perder nuestra identidad, pues antes de asumir alguna corriente de
pensamiento, siempre debemos hacernos conscientes de que como ciudadanos somos
hermanos y que no debemos luchar unos contra otros.
Aunque en ocasiones no nos damos cuenta, la unidad y la solidaridad se hacen presentes
de diversas maneras en la sociedad, pues a diario hacemos varios gestos solidarios de
unos con otros. Regalarle un vaso de agua a alguna persona, compartir la amistad con
alguien, hacer un favor, ayudar a cruzar la calle a algún adulto, ceder el paso a otro coche.
Son tantas las acciones que se realizan diariamente que nos hacen una sociedad más
unida.
También es muy importante promover la solidaridad entre los ciudadanos, pero sería
mejor aún la subsidiariedad, ya que no basta con dar de lo que tenemos con los más
necesitados, sino ayudarles a resarcir su dignidad de personas, al grado de que ellos
mismos sean capaces de conseguir lo necesario para vivir. Esta es una gran tarea para
todos los ciudadanos y de manera más especial para quienes se les cubre con un salario
público para realizar esta función.
Si cada uno de nosotros, como ciudadanos, nos esforzamos por promover la unidad entre
nosotros, en medio de la diversidad de pensamientos, siempre debe florecer la unidad
como ciudadanos. Y también, aun cuando parezca una tarea titánica el promover el valor
de la solidaridad, pero siempre debemos hacer presente con mucha humildad la
solidaridad entre nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: